Eillyn Jiménez B.. 17 julio
Agentes del OIJ allanaron la casa en la que se habría dado el secuestro de una joven de 18 años. Foto: Carlos Láscarez
Agentes del OIJ allanaron la casa en la que se habría dado el secuestro de una joven de 18 años. Foto: Carlos Láscarez

Una comerciante de 27 años, quien registra antecedentes por introducir droga a un centro penal, aprovechó la relación de confianza que tenía con una joven, nueve años menor, para secuestrarla.

Esa es la hipótesis que maneja el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que el martes por la tarde detuvo a la sospechosa, de apellidos Pasos Carmona, luego de que se allanara una vivienda ubicada cerca del cementerio de La Trinidad de Moravia, en San José.

Aparentemente, en ese inmueble estuvo retenida la ofendida, de 18 años, desde la tarde del lunes y hasta la medianoche.

"Hicimos un allanamiento para obtener pruebas sobre el secuestro de una joven, quien ya había sido liberada, estaba bajo protección, en buenas condiciones y siendo entrevistada por el OIJ. Durante la diligencia buscamos fluidos biológicos, cabellos y tomamos fotografías, con el objetivo de hacer una reconstrucción del sitio en tercera dimensión.

"Determinamos que la relación de confianza que había (entre la sospechosa y la víctima) fue aprovechada por quienes intervinieron en el hecho, eso generó que la víctima llegara a una vivienda y después desembocó en el secuestro”, explicó el director de la Policía Judicial, Wálter Espinoza Espinoza.

El jerarca agregó que en el secuestro participaron otras personas, por lo que están en proceso de identificación para proceder con la detención.

(Video) OIJ brinda detalles sobre secuestro en Moravia

No hubo pago

Espinoza precisó que la afectada estuvo retenida por “pocas horas” y fue liberada en Vázquez de Coronado sin que mediara ningún pago económico, pese a que la familia fue contactada por diversas vías como parte de una extorsión.

Al quedar libre, ella se comunicó con sus familiares, quienes horas antes habían acudido al OIJ para poner la denuncia.

“Hubo una petición de rescate, pero hay algunos datos que todavía nosotros tenemos que corroborar. Inicialmente, no se solicitó una cifra muy alta; sin embargo, hasta que no abordemos a la familia, que también está un poco afectada y preocupada por la situación, preferiríamos no dar un monto”, manifestó Espinoza.

La ofendida fue trasladada a un centro médico después de su liberación y los agentes a cargo del caso están esperando la epicrisis para añadirla al informe que entregarán a la Fiscalía, donde indagarán a Pasos para definir qué tipo de medidas cautelares solicitan ante el Juzgado Penal.

De momento, no está claro el motivo por el cual la víctima fue secuestrada.

El artículo 215 de la Reforma Código de Procedimientos Penales, Ley Especial para la Jurisdicción de los Tribunales y Ley General de Salud detalla que en los casos en los que la víctima es liberada voluntariamente “dentro de los tres días posteriores a la comisión de hecho, sin que le ocurriere daño alguno y sin que los secuestradores hubieren obtenido su propósito, la pena será de seis a diez años de prisión”.

Información actualizada a las 5:15 p. m. con más datos del OIJ.