Carlos Arguedas C.. 27 agosto
Esto es parte de lo decomisado al policía penitenciario quien tenía tres años de laborar en Adaptación Social. Foto: Ministerio de Justicia
Esto es parte de lo decomisado al policía penitenciario quien tenía tres años de laborar en Adaptación Social. Foto: Ministerio de Justicia

Un policía penitenciario fue detenido en el Centro de Atención Institucional Gerardo Rodríguez Echeverría, del Complejo Penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela, cuando pretendía ingresar por el puesto principal con teléfonos celulares y drogas dentro de su vehículo.

El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi, dijo que la captura se hizo luego de una labor de seguimiento de varios días y que este lunes en la noche, cuando las sospechas fueron mayores, procedieron a realizar la intervención.

“Este funcionario de apellidos Pacheco Loaiza ingresó a trabajar a Adaptación Social en marzo del 2016. Se le arrestó luego de un seguimiento entre la Dirección y la Unidad de Inteligencia de este cuerpo policial, se le detiene en posesión de algunos teléfonos celulares, pastillas tipo clonazepam y drogas como cocaína, crack y marihuana”, agregó Bertozzi.

El oficial había solicitado permiso la noche de este lunes para ir en su vehículo a comprar comida. Cuando ingresó por el puesto uno del centro penal, se le pidió pasar a revisión.

Sin embargo, hizo caso omiso de la indicación razón por la cual fue abordado por otros policías. En la requisa se le decomisaron 7 teléfonos celulares, 8 cargadores, 11 chips para teléfono, 4 cables USB, 1 manos libres, 6 envoltorios con aparente cocaína –con un peso aproximado de 152,95 gramos–, 2 envoltorios con aparente pasta de crack con un peso aproximado de 42,35 gramos y 290 pastillas psicotrópicas (clonazepam).

“Como institución seguimos manteniendo una posición clara y firme de cero tolerancia a los actos de corrupción. Seremos contundentes con aquellos servidores que actúen en contra de la ley”, dijo Bertozzi.

Pacheco fue puesto a la orden de la Fiscalía Adjunta de Alajuela para que inicie el respectivo proceso penal, informó Adaptación Social.

Hace una semana, el Ministerio de Justicia contabilizaba 50 celulares decomisados en La Reforma, en un periodo que arrancó el día 13 del mismo mes, cuando trascendió un video en el que se observa a siete privados de libertad realizar llamadas a personas para intentar estafarlas.

Otro caso

Por otra parte, en la Unidad de Admisión Pablo Presbere, en Pérez Zeledón, las autoridades también sorprendieron el lunes a un funcionario administrativo (un chofer de apellido Valverde) que llevaba en su vehículo cuatro celulares que no reportó. Los aparatos iban en los compartimentos de las puertas del conductor (dos) y del acompañante, así como entre los asientos delanteros, cerca del freno de mano.

El funcionario, así como a otros cinco agentes policiales que ingresaron ayer al Centro de Atención Institucional Jorge Arturo Montero con celulares que no reportaron durante el cambio de guardia, fueron remitidos con un informe al Departamento Disciplinario Legal.

El subdirector de la Policía Penitenciaria, Nils Ching, comentó que los hallazgos son consecuencia de los controles internos en los centros penitenciarios del país.

(Video) ¿Cómo evitar las estafas telefónicas desde las cárceles?