Carlos Láscarez S.. 21 agosto

Desde que fue difundido el 13 de agosto un video en el que se observa a siete privados de libertad realizar llamadas a personas que tienen apuntadas en un cuaderno para intentar cometer estafas, el Ministerio de Justicia ha decomisado 50 teléfonos celulares en tres centros penales.

En el operativo efectuado por la Policía Penitenciaria se hallaron además de los celulares 18 armas punzocortantes hechizas, cargadores USB y cuatro hojas de cuadernos con datos. Foto: Ministerio de Justicia
En el operativo efectuado por la Policía Penitenciaria se hallaron además de los celulares 18 armas punzocortantes hechizas, cargadores USB y cuatro hojas de cuadernos con datos. Foto: Ministerio de Justicia

El último decomiso de seis teléfonos celulares ocurrió la tarde de este miércoles en el ámbito D del Centro de Atención Institucional (CAI), Jorge Arturo Montero, conocido como Reforma, en San Rafael de Alajuela.

Además de los dispositivos se decomisaron 10 chips, 9 cables USB, un data card, tres manos libres, dos bases para cargador, una tarjeta de memoria, 18 armas punzocortantes hechizas, 32,7 gramos de marihuana y cuatro hojas de cuadernos con datos.

Los centros donde se han localizado los celulares son el Jorge Arturo Montero, una zona de Máxima Seguridad y en el CAI 26 de Julio, ubicado en Puntarenas.

El nuevo hallazgo ocurrió en el mismo módulo donde fue grabado el video, que data de hace cuatro meses, según las estimaciones del Ministerio de Justicia. Algunos de los reos que aparecen en la grabación fueron reubicados.

Sobre el bloqueo de celulares en las prisiones, ya está corriendo el plazo de nueve meses para que los operadores de redes y proveedores de servicios de telecomunicaciones implementen las soluciones tecnológicas necesarias para interrumpir las comunicaciones a lo interno de los centros penales del país.