Katherine Chaves R., Keyna Calderón, Carlos Arguedas C.. 9 marzo

Del paradero de Allison Pamela Bonilla Vásquez no se sabe nada desde el miércoles 4 de marzo, cuando fue vista por última vez. La Policía está enfocada en buscarla y sus familiares no hacen más que pedir oraciones para poder encontrarla con vida.

Pero, horas antes de que desapareciera, ¿qué fue lo que hizo la muchacha, de tan solo 18 años? En un recuento que hacen los parientes de la joven a este medio, se deja ver que Bonilla recorrió 5,5 kilómetros entre Cachí, donde estudia y Ujarrás, en Cartago, donde se ubica su casa.

A las 5: 15 p. m. de ese miércoles, Allison salió de su vivienda, ubicada en la Urbanización Florencio del Castillo, para dirigirse al colegio nocturno Enrique Guier, en Cachí.

Según las estimaciones, ella llegó a su destino a las 6 p. m. Sin embargo, una vez en el colegio, se percató de que no tenía clases, por lo que decidió ir a la casa de su suegra, que está cerca de la plaza de Cachí.

La distancia entre el centro educativo y la vivienda de la señora es mínima, tanto así que los familiares calculan que no demoraría más de tres minutos en llegar.

Los últimos pasos de la colegiala

La última vez que se vio a la muchacha de 18 años fue el miércoles 4 de marzo cuando esta se dirigía a su vivienda. Un video captó esos momentos.

FUENTE: DATOS DE LA FAMILIA Y OIJ    w. s. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Ahí estuvo por un tiempo desconocido para sus parientes. Lo que sí saben es que a eso de las 8 p. m. empezó el último recorrido conocido de la muchacha, pues a esa hora estaba en una parada en Cachí, esperando el bus que la llevaría de regreso a su vivienda, a 5,5 kilómetros de distancia.

A las 8:10 p. m. abordó la unidad de transporte público y media hora después se bajó en la parada que está frente a Agro Ujarrás.

Para llegar a su casa, debía caminar 1,6 kilómetros en un trayecto oscuro y solitario. Por eso, ella llamó a su madre para pedirle que la topara: quedaron de verse a 500 metros de la vivienda.

Después le grabó un audio a su novio para decirle que unos “pintas” la venían persiguiendo. Ambas comunicaciones ocurrieron entre las 8:40 p. m. y las 8:50 p. m. En paralelo, una cámara de seguridad de otra casa, ubicada cerca del puente Amarillo, grabó a la joven caminando apresurada a las 8:47 p. m. de ese miércoles.

La mamá, Yendry Vásquez, llegó al sitio de encuentro pactado: a 150 metros del puente Amarillo. Como no la vio, siguió caminando; después alertó sobre su desaparición.

El sitio donde se pierde el rastro de la muchacha no tiene casas cercanas y es bastante oscuro. La presunción es que alguien pasó en un vehículo y se la llevó, pues en Charrara de Cachí, a 1,5 kilómetros del puente Amarillo, fue donde aparecieron los lentes de Allison.

Para llegar a ese sitio se tardan cuatro minutos en carro, o 18 minutos a pie.

Policía rastrea todo el lugar para encontrar alguna pista que les permita encontrar a Allison Bonilla. Foto: Keyna Calderón
Policía rastrea todo el lugar para encontrar alguna pista que les permita encontrar a Allison Bonilla. Foto: Keyna Calderón
Policía desconcertada

Pese a que ya transcurrieron cinco días desde que se perdiera su rastro, la Policía aseguró que, hasta el momento, desconoce cuál es el motivo de su desaparición.

Hipótesis hay varias, pero la falta de pistas hace que ninguna sea más fuerte que la otra, reconocieron las autoridades judiciales.

La única que ha trascendido a la luz pública es la que brindó la familia, al revelar que ese miércoles 4 de marzo ella era perseguida por dos desconocidos, mientras caminaba hacia su casa por un trayecto oscuro y solitario, en Ujarrás de Cartago.

Sin embargo, si esto fue cierto, no se sabe porqué la estarían persiguiendo, ni mucho menos qué pretendían con secuestrarla.

Sobre las otras teorías, Eduardo Fallas, subjefe del OIJ de Cartago, prefirió no brindar detalle y encerró su discurso en que: “No sabemos nada del móvil”.

Agregó que la Policía Judicial está metida de lleno en la búsqueda de Allison Bonilla e indicó que hasta han usado drones para intentar obtener alguna señal del paradero de la joven.

“No tenemos ninguna alerta de que ella esté viva o muerta”, enfatizó el jefe policial.

De momento, las únicas pistas que tienen las autoridades son un video grabado desde una vivienda, en donde se observa a Allison caminar de forma apresurada a las 8:47 p. m. de ese miércoles, y unos anteojos encontrados en un callejón de Charrara de Cachí.

Video captó paso de colegial desaparecida en Cartago