Melanie Méndez. 1 septiembre
Esta labor forma parte de los megaoperativos realizados con todos los cuerpos policiales de manera simultánea, comandados por el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto. Dirección General de Migración y Extranjería.
Esta labor forma parte de los megaoperativos realizados con todos los cuerpos policiales de manera simultánea, comandados por el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto. Dirección General de Migración y Extranjería.

La Policía de Migración, en conjunto con la Fuerza Pública, realizó este viernes un operativo en 21 localidades del territorio nacional en el que logró detener a siete personas extranjeras en condición irregular, las cuales serán procesadas para la respectiva deportación.

Además, se decomisaron 50 pasaportes y se le rechazó el ingreso a 12 personas en los distintos puntos fronterizos.

Por su parte, otras 172 personas fueron citadas a presentarse ante la Policía de Migración para realizar trámites administrativos.

Raquel Vargas, directora general de Migración y Extranjería, detalló que a las personas solicitantes de refugio, que se abordaron durante los operativos, se les verificó la documentación, siempre en apego a los Derechos Humanos.

De acuerdo con el departamento de comunicación de Migración, las zonas en las que hubo mayor movimiento fueron San José, Cartago, Heredia, San Carlos y Guapiles; mientras que dentro de los detenidos se encuentran personas provenientes principalmente de Nicaragua, China, Venezuela, Colombia.

Esta labor forma parte de los megaoperativos desarrollados en forma simultánea por todos los cuerpos policiales y comandados por el Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto.

El objetivo es mantener un control en zonas donde se ha demostrado un alto índice de personas extranjeras indocumentadas, así como velar por la seguridad de quienes las habitan.

Aumentan solicitudes de ingreso

Las oficinas consulares de Costa Rica en Nicaragua registron en julio un aumento del 42% en las solicitudes de visas de ciudadanos de ese país, con un promedio de 600 peticiones diarias en la sede de Managua, y otras 320 en la de Chinandega, para un total de 920.

De acuerdo con Eduardo Trejos, embajador de Costa Rica en Nicaragua, hace un año el total de solicitudes entre ambos puestos no llegaba a las 650.

Tal comportamiento coincide en la escalada de la violencia en la que se encuentra inmersa Nicaragua, donde los enfrentamientos entre el gobierno, paramilitareas afines y opositores dejan ya cerca de 320 fallecidos.

El embajador contó que en las oficinas de Migración, en Nicaragua, ha crecido sustancialmente el número de nicaragüenses que llegan a gestionar sus pasaportes, en caso de que necesiten huir a algún otro país.