Hugo Solano C.. 17 julio
Los tres drones como este, mostrado en la plaza Pancha Carrasco en barrio Córdoba, serán usados por la Policía de Fronteras.. Foto: MSP.
Los tres drones como este, mostrado en la plaza Pancha Carrasco en barrio Córdoba, serán usados por la Policía de Fronteras.. Foto: MSP.

La Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad cuenta con tres drones que fortalecerán la lucha contra el narcotráfico, el coyotaje, el contrabando y otros delitos en sitios de difícil acceso.

Los dispositivos están equipados con luces, cámaras para video y fotos, así como cámaras térmicas, por lo que de noche también pueden elevarse y brindar detalles importantes a los equipos policiales que los operan.

Los sensores térmicos permiten detectar cambios de temperatura a kilómetros de distancia, lo que potenciará la vigilancia nocturna de vehículos, personas o aeronaves sospechosas.

Lo anterior, sin poner en riesgo al personal de seguridad que, con base en las imágenes obtenidas, podrá brindar respuestas más efectivas seguras y precisas.

Esos drones inciden en un ahorro considerable de recursos, combustible y tiempo en tareas policiales cotidianas y especializadas.

Los drones son una herramienta ágil que permite visualizar el entorno rápidamente y suministrar datos a distancia en tiempo real.

Además de la vigilancia, podrán usarse en casos de desastres naturales en los que se requiera tener una visión rápida del impacto en zonas específicas y aisladas.

“Estos equipos harán más eficiente la labor policial y mejorarán la seguridad del país”, expresó el director de la Policía de Fronteras, Allan Obando, quien agradeció la donación al director del ICD, Sergio Rodríguez.