Seguridad

OIJ vincula al menos a 50 notarios públicos con bandas dedicadas a cometer fraudes registrales

Entre octubre del 2020 y este 25 de marzo, se registran 93 denuncias por estos hechos solo en San José. Lotes en San Pedro de Montes de Oca, Rohrmoser y Guanacaste son los preferidos de los delincuentes

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tiene identificados al menos a 50 notarios públicos que, al parecer, colaboran con bandas dedicadas a cometer fraudes registrales.

Así lo dio a conocer el jefe de la Unidad de Fraude Registral de la Policía Judicial, Guillermo Sequeira Barrantes, en una conferencia de prensa realizada este jueves.

El jerarca judicial reconoció que existe una preocupación por el comportamiento que ha tenido este delito en los últimos seis meses, por lo que trabajan junto con la Fiscalía de Fraudes en combatir la problemática.

Detalló que solo en San José, entre octubre del 2020 y este 25 de marzo, se recibieron 93 denuncias, la mayoría de estas de personas que tenían lotes en Pavas, Rohrmoser, San Pedro de Montes de Oca y diversas comunidades de Guanacaste.

“El perjuicio económico es variable, pero hay personas que incluso han perdido propiedades valoradas en ¢100 millones”, manifestó Sequeira.

Agregó que los grupos organizados buscan, regularmente, terrenos en zonas de alta plusvalía, donde puedan desarrollarse residencias, comercios o proyectos turísticos.

El jefe policial también destacó que, hasta ahora, han detectado dos modalidades empleadas por los delincuentes. La primera es la alianza con notarios públicos para que estos realicen un traspaso ilegal de una propiedad y, la segunda, es cuando falsifican documentos para hacerse acreedores de un terreno.

Precisó que estos grupos están metidos de lleno en este delito y que lo más común es que una vez obtenida la propiedad, la vendan a terceros, la usen para obtener créditos o también, aunque es menos frecuente, construyan estructuras que les generan un beneficio económico.

“Hemos identificado varias bandas organizadas, las cuales están muy bien segmentadas, incluso, hay subgrupos dentro de las agrupaciones, pero estas tienen funciones establecidas. Por ejemplo, hay notarios, intermediarios, suplantadores, entre otros.

“Sabemos que hay notarios que actúan en más de una diligencia y, hasta ahora, hemos identificado a unos 50 a quienes les seguimos el rastro”, aseveró Sequeira.

Para las autoridades, a lo largo del tiempo los grupos se han modernizado y eso ha hecho que pasen de apoderarse solo de vehículos a propiedades.

¿Cómo eligen los lotes?

Sequeira reconoció que para ellos es toda una interrogante cómo es que los delincuentes eligen las propiedades de las que se quieren apoderar, pero reconoce que realizan estudios previos.

Contó que han conocido casos en los que los sujetos llegan a un barrio y comienzan a sondear con vecinos números de fincas y datos de los propietarios del lugar.

Con eso, buscan más información e investigan si los dueños viven en Costa Rica o en el extranjero, así como otros datos necesarios para el proceso.

El paso final es que el notario público, que es cómplice, use sus facultades legales para traspasar la propiedad, por lo que presenta diversos documentos propios de ese tipo de diligencias ante el Registro de la Propiedad u alguna instancia similar.

Sequeira dijo que, en el caso de la falsificación de documentos, se investiga de manera paralela cómo y dónde se realizan estos procesos, con los cuales engañan a otros notarios que si trabajan legalmente.

Como parte de los principales consejos a la ciudadanía, para atacar este delito, el jefe de Fraudes del OIJ dijo que hay que ser desconfiados, evitar dar datos, denunciar cuando se extravían documentos y, ante todo, revisar periódicamente en el sitio web del Registro de la Propiedad, que no exista ningún trámite relacionado con un lote.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.