Carlos Arguedas C.. 16 julio
La Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda, en conjunto con el Ministerio de Salud, decomisó en seis días 3.500 unidades de los licores Montano, Barón Rojo, Timbuka y Molotov. Foto de PCF
La Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda, en conjunto con el Ministerio de Salud, decomisó en seis días 3.500 unidades de los licores Montano, Barón Rojo, Timbuka y Molotov. Foto de PCF

La muerte de un exoficial de la Fuerza Pública de 47 años, ocurrida el domingo en la madrugada en La Garita, de La Cruz, Guanacaste, podría estar relacionada con los casos personas fallecidas debido al consumo de licor adulterado con metanol.

La familia del fallecido presume que el alcohol contaminado fue el causante del deceso, en tanto, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que por el momento se trata de una muerte en investigación, pues están a la espera del resultado de la autopsia, comunicó la oficina de prensa del ente policial.

La alerta sobre la muerte de personas luego de ingerir alcohol con metanol trascendió desde el 5 de julio, pero se fortaleció el viernes anterior cuando el Ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, confirmó que seis hombres y dos mujeres, fallecieron intoxicados al consumir guaro adulterado con ese producto químico.

Las muertes ocurrieron entre junio y julio en los hospitales San Juan de Dios, Calderón Guardia, Escalante Pradilla y Heredia y motivaron a que Salas presentara el viernes 12 de julio una denuncia penal ante el Ministerio Público.

El metanol es un tipo de alcohol no bebible (también conocido como alcohol de madera y alcohol metílico) que se usa mayormente para elaborar combustible, disolventes y anticongelante.

Es un líquido incoloro, volátil, inflamable, y, a diferencia del etanol, es tóxico para el consumo humano. El metanol también se utiliza para producir una variedad de sustancias químicas adicionales, incluido el ácido acético, según el sitio chemicalsafetyfacts.org

Caso en La Cruz

En cuanto al caso ocurrido en La Garita de La Cruz, el fallecido es un hombre de apellidos Duarte Morales, de 47 años, quien fue localizado muerto en su casa.

Jorge Alberto Duarte Flores, padre del expolicía, declaró que su hijo tenía más de un año de estar consumiendo licor y que debido a esa enfermedad fue que salió de la Fuerza Pública.

“Él trabajaba con la policía pero por el alcoholismo se retiró. Él dijo que no volvía y no volvió, por más que le dijimos”, manifestó Jorge Alberto Duarte, telefónicamente.

Explicó que dentro del cuarto en el cual falleció el hombre encontraron varias botellas de licor. “Es de ese barato. Vale ¢1.000 y por eso lo compran. Se las llevaron los del OIJ cuando hicieron el levantamiento del cuerpo”, dijo Duarte, quien agregó que el funeral de su hijo lo realizaron este martes en la mañana en La Garita.

La muerte de este hombre en La Garita generó preocupación en ese distrito de La Cruz, fronterizo con Nicaragua, pues el sábado 13 de julio murió otro hombre de 72 años, que también tenía adicción al alcohol.

El OIJ informó que el cuerpo de este hombre lo levantaron del Hospital Baltodano Briceño, en Liberia, y que todavía no tienen el resultado de la autopsia.

“Ese señor era amigo de mi hijo. Ellos tomaban juntos”, dijo Jorge Alberto Duarte.

Decomisos en siete cantones

Irving Malespín, director de la Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda, dijo que en los últimos seis días decomisaron 3.500 unidades de los licores Montano, Barón Rojo, Timbuka y Molotov.

“Se hicieron allanamientos en Alajuela, San Ramón, Poás, Grecia, Naranjo, Desamparados y Heredia. Todos los envases dieron positivo de estar alterados. El operativo se hizo en conjunto con funcionarios del Ministerio de Salud”, agregó Malespín.

También sobre decomisos, el Ministerio de Salud en un comunicado de prensa emitido el lunes, informó de que en las últimas semanas, mediante acciones conjuntas con la Policía de Control Fiscal, sacaron del mercado un total de 17.784 envases de guaro adulterado con metanol.