Por: Katherine Chaves R..   14 mayo
Uno de los supuestos intentos de robos de niños ocurrió en la clínica de Cartago. Foto: Keyna Calderón
Uno de los supuestos intentos de robos de niños ocurrió en la clínica de Cartago. Foto: Keyna Calderón

El jueves pasado, las autoridades detuvieron a dos filipinas por el supuesto intento de sustraer un menor en Palmares de Alajuela. Al día siguiente, una pareja, de la misma nacionalidad, fue detenida por la misma razón en Cartago.

Pese a que esos casos permanecen en investigación, el ministro de Seguridad, Michael Soto, descartó que exista una banda robaniños. No obstante, insistió en que siempre "hay que tener cuidado".

"Todo esto que se comenta son especulaciones de redes sociales y, bajo esa tesis, no existe ninguna banda (robaniños) constituida", Michael Soto, ministro de Seguridad.

"Todo esto que se comenta son especulaciones de redes sociales y, bajo esa tesis, no existe ninguna banda constituida en este momento.

"Aunque se parta de esa premisa, tenemos que tener cuidado con los niños", apuntó Soto.

De la misma forma, Maricel Rodríguez, jefa de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), confirmó que esa policía tampoco ha logrado determinar que exista un grupo organizado con esos fines.

"A pesar de esto, es valioso recordar a los padres y madres de familia el deber de salvaguardar la vida e integridad de sus hijos e hijas, cuidándolos en todo momento para evitar algún tipo de delito en su contra", agregó Rodríguez en respuesta a consultas de este diario.

Bajo la lupa

La Fiscalía informó de que tanto el caso ocurrido en Palmares de Alajuela, como en el centro de Cartago continúan bajo investigación.

"Es valioso recordar a los padres y madres de familia el deber de salvaguardar la vida e integridad de sus hijos e hijas, cuidándolos en todo momento", Maricel Rodríguez, OIJ

En el primero hay dos mujeres implicadas, cuyas identidades no trascendieron. Al parecer, la madre de la presunta víctima no las habría identificado como posibles responsables del hecho.

Por esa razón, ambas quedaron en libertad, aunque sus actuaciones siguen en investigación.

En el caso de Cartago, la Fiscalía señaló que los imputados son de apellidos Rey y Bernardo (mujer), ambos de nacionalidad filipina. A ellos se les liga con otro intento de robo de un niño cuando el menor estaba con sus padres en una clínica.

Por el momento, según el Ministerio Público, en ninguna de las causas se señaló el eventual delito en que se habría incurrido.