Seguridad

Manifestantes violentos y ‘armados’ continúan fracasando en su intento de bloquear calles

La Fuerza Pública destacó que el apoyo ciudadano ha sido vital para evitar estos actos delictivos, los cuales agobiaron al país de manera recurrente durante las dos primeras semanas de octubre

Grupos muy pequeños de personas insisten en cometer el delito de bloquear calles con el fin de manifestarse, pero fracasan en el intento gracias a la intervención de las autoridades.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) comunicó este jueves que la Fuerza Pública y la ciudadanía han logrado evitar cercos de carreteras y actos vandálicos durante las últimas semanas.

Un ejemplo de esto ocurrió la noche de este miércoles en Buenos Aires de Pocosol, en San Carlos de Alajuela, donde un grupo de vándalos intentó impedir el libre tránsito a los vecinos de esa comunidad.

De acuerdo con Seguridad, el reducido grupo de manifestantes planeaba causar actos violentos. “Estaban armados con sacos de piedras”, al parecer, para tomar el puente sobre el río San Carlos, dijeron los oficiales.

No obstante, habitantes de la zona dieron aviso a la Policía, la cual llegó al sitio de manera inmediata, pues se encontraba realizando un megaoperativo cerca de la comunidad.

“Cuando una patrulla se aproximaba al sitio de los hechos, los presuntos delincuentes golpearon la unidad policial y huyeron del lugar, dejando tras de sí varios sacos con piedras, con las que planeaban agredir a policías y, eventualmente, a particulares, así como dañar patrullas y la propiedad privada, tal como lo han hecho en otras oportunidades”, indicó Seguridad.

La Fuerza Pública destacó que el apoyo ciudadano ha sido vital para evitar estos actos delictivos, los cuales agobiaron al país de manera recurrente durante las dos primeras semanas de octubre.

El MSP informó de que el fin de semana anterior ocurrió un evento similar en el cantón de Upala, donde gran cantidad de llamadas de vecinos permitió detener a varios revoltosos.

En esa ocasión, los sospechosos intentaron incendiar llantas y cortar árboles con una motosierra, para bloquear una calle del cantón.

Sin embargo, la Fuerza Pública intervino rápidamente para garantizar el libre tránsito y mantener el orden público, “además de evitar actos de agresión contra las personas que requerían transitar libremente”.

Cabe destacar que el artículo 256 Bis. del Código Penal, referente a la obstrucción de la vía pública, detalla que “se impondrá pena de diez a treinta días de prisión a quien, sin autorización de las autoridades competentes, impidiere, obstruyere o dificultare en alguna forma el tránsito vehicular o el movimiento de transeúntes”.

Asimismo, el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, ya ha dejado claro en varias ocasiones que el bloqueo de calles es un delito y que existen muchas otras maneras de manifestarse.

“Además de luchar contra la delincuencia común, en algunas regiones del país la Fuerza Pública también debe tomar previsiones para evitar la comisión del delito de obstrucción y actos de vandalismo, para lo cual el apoyo ciudadano es vital”, concluyó Seguridad en su comunicado de este jueves.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.