Carlos Arguedas C., Andrés Garita. 28 abril, 2020
Preliminarmente se estima que en cajero automático había aproximadamente ¢30 millones. El cajero está en un pasillo muy cerca de la entrada al supermercado. Foto suministrada por Andrés Garita
Preliminarmente se estima que en cajero automático había aproximadamente ¢30 millones. El cajero está en un pasillo muy cerca de la entrada al supermercado. Foto suministrada por Andrés Garita

Ladrones saquearon la madrugada de este martes un cajero automático del Scotiabank y, al mismo tiempo, robaron celulares y computadoras de una bodega Maxi Palí, en El Roble de Puntarenas.

Tanto el cajero como la bodega se encuentran dentro de las instalaciones del supermercado.

El caso se descubrió a las 2:58 a. m. confirmó el Ministerio de Seguridad Pública. Hasta el momento no se cuenta con un dato oficial sobre el monto de lo robado, pero se estima que del cajero fueron aproximadamente ¢30 millones y otros ¢30 millones en equipos electrónicos.

Seguridad Pública comunicó que poco después de la medianoche se recibió una alerta sobre una situación anormal en el Maxi Palí de El Roble, por lo que se despachó una radiopatrulla.

Cuando los oficiales llegan, dialogan con el guarda de seguridad que está en el portón de entrada a unos 25 metros del edificio, y este les manifiesta que todo se encuentra bien, que no hay nada anómalo en el supermercado, por lo cual la unidad se retira del sitio.

Pablo Bertozzi, director regional de la Fuerza Pública en Puntarenas, agregó que a las 2:58 a. m., ante una nueva alerta sobre movimientos sospechosos dentro de las instalaciones, la radiopatrulla retorna al lugar y esta vez el vigilante, de apellido Cerna, les confirmó que varios individuos habían robado en las instalaciones.

“Se vuelve a ir al sitio, se vuelve a conversar con el guarda y este les indica que efectivamente se había dado un robo en el lugar, que a él lo tenían amenazado de que si le informaba a la Policía le iban a hacer daño a la familia, que tenían supuestamente retenida para poder cometer el delito.

"Ya cuando el guarda habla de esa situación los delincuentes se habían retirado del sitio”, dijo Bertozzi.

Oficiales policiales fueron a la vivienda del vigilante en la ciudadela Fray Casiano, en Chacarita y descartaron que la familia del vigilante estuviese retenida.

En una inspección que se hizo del comercio, se observó que la malla metálica por uno de los costados había sido cortada. Se presume que por ahí ingresaron y salieron los ladrones.

También encontraron una palanca de acero conocida como “pata de chancho”, equipo de radiocomunicación, el cajero abierto, así como una de las bodegas.

Por su parte Walmart, firma propietaria de los supermercados Maxi Palí, se refirió a los hechos: “Con respecto a lo sucedido durante la madrugada de este 28 de abril en el Maxi Palí Puntarenas, Walmart de México y Centroamérica manifiesta que activó el protocolo de seguridad establecido para la atención de este tipo de casos y se colaboró con las autoridades judiciales”.

Las instalaciones del supermercado permanecían cerradas la mañana de este martes, mientras las autoridades realizaban la recolección de los indicios. Foto de Andrés Garita.
Las instalaciones del supermercado permanecían cerradas la mañana de este martes, mientras las autoridades realizaban la recolección de los indicios. Foto de Andrés Garita.