Seguridad

Ladrones dejaron a 160 alumnos de El Guarco sin sus computadoras para estudiar

Sustrajeron 20 tabletas, proyectores y dos computadoras de escuela en Guatuso.

Más que asustada, es decepcionada como se siente la directora del Centro Educativo Guatuso, ubicado en la comunidad del mismo nombre, en San Isidro de El Guarco, en Cartago. Roxana Alvarado Gómez narró que entre las 6 p. m. de este lunes y el amanecer del martes varios delincuentes sustrajeron las 20 tabletas que utilizan sus 160 estudiantes desde materno hasta sexto grado.

Según relató, el robo no solo es millonario, sino que trunca los esfuerzos que realizan los maestros, el personal docente y los papás de los alumnos para que los menores reciban una educación de calidad y con las herramientas necesarias.

En total sustrajeron 20 tabletas marca Opamil HSI con los cargadores, 3 video beam (proyectores) marcas Viewsonic y Casio, 1 pantalla marca Hyundai, 2 computadoras portátiles Toshiba y HP. Para cometer el delito, los ladrones cortaron las cámaras y la alarma de seguridad y destecharon la dirección del centro educativo, donde sustrajeron¢ 200.000 que la Junta de Educación tenía guardados.

“Todos los estudiantes ocupan las 20 tablets que se llevaron, siempre las han tenido y estaban en el aula de cómputo que estaba bien cerrada con candados, llegaron directamente a quitar la alarma, no tenemos guarda de noche, sólo tenemos código de día para ese puesto y es hasta las 6 p. m.

“El guarda de día entró a las 6 a. m. de hoy, se percató que la dirección estaba abierta y me avisó, los niños no pudieron venir hoy a clases porque nos dieron la orden que teníamos que esperar que llegara el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para tomar huellas, ellos lograron recoger bastantes. Vamos a revisar los videos de las cámaras porque eso queda en una nube para enviarlo al OIJ, hasta el momento ninguno de los vecinos aledaños nos han dicho si observaron o escucharon algo”, declaró la directora.

El robo se estima en aproximadamente ¢4,5 millones. En la comunidad no se descarta que exista “gato casero” ya que el responsable legó directamente a los lugares que requería para cometer el delito.

La directora puso la denuncia ante el OIJ y éstos se presentaron a la escuelita para realizar recopilar huellas dactilares e iniciar la respectiva pesquisa.

Los afectados indicaron que si alguna persona sabe algo al respecto o le llegan a ofrecer alguno de estos artículos, que brinde información anónima al teléfono 2373-0349 o al 800-8000- 645 del OIJ.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.