Katherine Chaves R.. 4 marzo
La captura ocurrió la noche del domingo. Foto: Cortesía de MSP
La captura ocurrió la noche del domingo. Foto: Cortesía de MSP

Cerca de la frontera marítima con Panamá, tres hombres transportaban más de una tonelada de cocaína en una lancha, la noche del domingo. Estaban a unos 157 kilómetros de Golfito.

Ahí comenzó la persecución de las autoridades que los siguieron en altamar por 182 kilómetros, hasta playa Escondida de Quepos, donde encallaron.

Ahí quedaron detenidos los sospechosos, de apellidos Castillo Sánchez, de 29 años; Grueso Valencia, de 59; y Rentería Suárez, de 24. Todos quedaron a la orden del Ministerio Público.

Según la versión preliminar que dio a conocer el Ministerio de Seguridad Pública, los guardacostas divisaron la embarcación durante un patrullaje por las aguas del Pacífico sur.

De inmediato, enviaron una lancha rápida hacia ese punto y observaron que a cinco kilómetros de ahí, los sospechosos arrojaron 26 bultos. Tres kilómetros después, tiraron otro 22 bultos y paquetes sueltos.

Finalmente, los sospechosos encallaron en playa Escondida, donde dejaron la lancha abandonada y huyeron por montaña. Sin embargo, la fuga no duró mucho, pues oficiales de la Fuerza Pública dieron con ellos.

De acuerdo con Guardacostas, la embarcación no tenía matrícula ni nombre.

En total, las autoridades decomisaron 1.461 paquetes de cocaína; cada uno de un kilo. También confiscaron 14 estañones para combustible y pesos colombianos.