Hugo Solano C.. 29 mayo
Fenómenos en ambos litorales van a generar lluvias la tarde y noche de hoy y se reforzarán este sábado. Foto: Jeffrey Zamora.
Fenómenos en ambos litorales van a generar lluvias la tarde y noche de hoy y se reforzarán este sábado. Foto: Jeffrey Zamora.

El sistema de baja presión que durante esta semana ha reforzado las lluvias en nuestro país sigue estacionario y podría constituirse este fin de semana como el primer ciclón de la temporada en el océano Pacífico, al constituirse como depresión tropical.

De acuerdo con la meteoróloga, Gabriela Chinchilla, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), el fenómeno se encuentra 600 kilómetros al oeste de la costa de Guanacaste y mantiene muy activa la zona de convergencia intertropical en el sur de Centroamérica.

Ese sistema ha generado aumento en la nubosidad en todo el país y lluvias aisladas en la península de Nicoya durante la mañana de este viernes.

“Mientras se mantenga en su posición actual estará perturbando la zona de convergencia intertropical, la cual se encuentra sobre nuestro territorio aportando humedad e inestabilidad a nuestro país. Su influencia se prevé durante todo el fin de semana”, dice un comunicado del IMN.

Este viernes se espera una tarde y noche con lluvias intermitentes en el Valle Central, la vertiente del Pacífico, zona norte y montañas del Caribe con acumulados entre 20 y 80 litros por metro cuadrado y máximos de hasta 125 litros en periodos de 24 horas.

La mayor actividad lluviosa se anticipa durante la noche del viernes y hacia la madrugada del sábado en el Pacífico norte y cercanías.

Mañanas nubladas y tardes de lluvias intensas prevé el IMN debido a fuerte actividad atmosférica. Foto: Jeffrey Zamora.
Mañanas nubladas y tardes de lluvias intensas prevé el IMN debido a fuerte actividad atmosférica. Foto: Jeffrey Zamora.
Segunda onda

Por su parte, la onda tropical número dos se localiza este viernes en Colombia y sigue avanzando hacia el oeste, por lo que estiman que llegue a nuestro país mañana sábado en la madrugada, por lo que el Caribe podría amanecer lluvioso.

Para este viernes el mayor potencial de inundaciones se concentra en las partes bajas de la zona norte, desde Upala hasta Sarapiquí, debido a que en las últimas horas la agua caída saturó los suelos.

También hay suelos saturados en el Pacífico sur, los alrededores del Tempisque, en Guanacaste y la península de Nicoya.

La onda tropical aumenta a su paso la posibilidad de precipitaciones en el Caribe Norte y la zona norte.

Su influencia se mantendría solamente durante el sábado, por lo que el domingo las lluvias se esperan menos intensas.

Esos disturbios se forman al oeste de África y siempre avanzan hacia el oeste. Atraviesan el Atlántico, el mar Caribe y Centroamérica.

Su paso por nuestro territorio dura entre ocho y doce horas, siempre en dirección hacia el Pacífico.

En promedio, unas 32 ondas cruzan nuestro territorio cada año, generando mucha inestabilidad.

(Video) CNE se alista ante posible movilización de familias por lluvias

Amplían alerta amarilla

Ante todo este panorama, el viernes la Comisión Nacional de Emergencias reforzó el nivel de alerta dictado el jueves, de modo que la alerta amarilla, cubre ahora todo el territorio nacional, con excepción del Caribe, que queda con alerta verde.

La entidad recomienda mucha precaución en zonas con vulnerabilidad a inundaciones. También pide mucha precaución a los conductores en rutas con riesgo de caída de árboles, lluvia, neblina y deslizamientos, tales como la que comunica San José con Limón (32) y la ruta (27) San José - Caldera.

Oleaje alto en el Pacífico

Un marejada de fondo originada días atrás por tormentas intensas en el océano del Sur arribará este fin de semana a la costa Pacífica de nuestro país, por lo que olas altas prevalecerán hasta el martes 2 de junio.

Así lo informó el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) de la UCR.

En un comunicado, pide prevención a embarcaciones pequeñas y bañistas que entre las 5 y las 8 a. m. tienen acceso a las playas, según lo dispuesto por el Ministerio de Salud.

En el Cimar advierten que otro factor que se suma al aumento de las olas, es el sistema de baja presión localizado en el Pacífico y que es parte de la zona de convergencia intertropical.

Prevén el rompimiento fuerte del oleaje y la generación de corrientes de resacas entre moderadas y fuertes.

A partir de este sábado 30 de mayo se espera oleaje de entre 2 y 2,7 metros de alto.

Para el litoral Caribe, las condiciones de oleaje son favorables para los bañistas y la navegación.