Carlos Arguedas C.. 2 julio
La captura del extranjero se produjo el miércoles en una calle de lastre en la comunidad de Santa Fe, de Los Chiles, Alajuela. Foto cortesía de Migración.
La captura del extranjero se produjo el miércoles en una calle de lastre en la comunidad de Santa Fe, de Los Chiles, Alajuela. Foto cortesía de Migración.

Un extranjero fue detenido este miércoles en Santa Fe, de Los Chiles, Alajuela, cuando presuntamente intentaba sacar del país y por un paso ilegal, a una familia que le pagó ¢40.000.

El caso lo hizo público la Dirección General de Migración y Extranjería, al comunicar que el implicado es un hombre de apellido Blandón, quien fue puesto a la orden del Ministerio Público como sospechoso del delito de tráfico ilícito de migrantes.

Este caso fue descubierto cuando oficiales de la Policía Profesional de Migración (PPM) realizaban un patrullaje por una calle de lastre y observaron que en un pick-up, con cabina sencilla y un cajón de madera, viajaban varias personas.

Al parar el vehículo determinaron que viajaba el conductor de apellido Blandón, así como una pareja de nacionalidad nicaragüense y sus tres hijos, dos de ellos de nacionalidad costarricenses.

Estas personas admitieron que pretendían abandonar suelo costarricense para trasladarse a Nicaragua y posteriormente regresar a Costa Rica.

Dicha acción la intentaban hacer por un paso no habilitado pues la frontera se encuentra cerrada.

Los migrantes dijeron que la idea era salir por La Trocha y que para realizar el servicio habían contratado en la comunidad de El Parque de Los Chiles a Blandón, quien presuntamente les cobró la suma de ¢40.000, informó Migración y Extranjería.

La pareja de nicaragüenses, así como el sospechoso de tráfico ilegal de migrantes quedaron a la orden de la Fiscalía. En tanto, los menores fueron pasados la Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para la respectiva valoración.

Desde marzo, cuando Costa Rica cerró las fronteras, se han presentado 17 casos por tráfico ilegal de migrantes. Durante ese lapso, la Policía Profesional de Migración ha detenido 22 personas y ya se han logrado tres sentencias condenatorias.

Según el artículo 249 de la Ley General de Migración y Extranjería (8764), se castiga con una pena de cuatro a ocho años “a quien conduzca o transporte a personas, para su ingreso al país o su egreso de él, por lugares habilitados o no habilitados por las autoridades migratorias competentes, evadiendo los controles migratorios establecidos o utilizando datos o documentos legales, o bien, falsos o alterados, o que no porten documentación alguna”.