Seguridad

(Video) Dueña llora al recuperar a perrita Camila robada hace siete meses en Poás

Animal de la raza french poodle fue sustraído en diciembre pasado en Sabana Redonda. Can lo tenían indigentes en las inmediaciones de la Clínica Bíblica en San José

La dueña de una perrita lloró de felicidad la mañana de este viernes cuando logró recuperar a su mascota, que había sido robada en diciembre pasado en Sabana Redonda de Poás, Alajuela.

El haber divulgado el robo en una página de Facebook permitió que una tercera persona contactara a los verdaderos dueños de Camila, de raza french poodle.

El hecho lo contó Arelys Sánchez Villegas, la dueña del animal, quien dijo que el hallazgo de la perra lo hizo una vecina del centro de San José, de quien solo sabe que se llama Paola.

Esta última vio que la perrita la tenían unos indigentes que estaban en una acera en las cercanías de la Clínica Bíblica, en San José.

“Esa muchacha (Paola) iba caminando ayer (jueves) por el centro de San José, por la Clínica Bíblica, para un chino y se encontró dos indigentes que le ofrecieron vender la perrita. Se la estaban ofreciendo en ¢50.000 y ella le dijo que no andaba dinero, que solo tenía ¢30.000, que era para comprar la comida.

“Ella dice que la compró por el simple hecho de que, si se la habían robado a alguien, ella tal vez podría encontrarle un hogar. Esto sin saber que era mi Camila.

“Cuando ella llegó a la casa dice que Camila estaba tan llena de nudos que empezó a cortarle los nudos con la tijera. Mi Camila tiene una seña particular, una verruga en la espalda y cuando ella vio esa verruguita, inmediatamente nos llamó. Nos contacta por medio de la página que tenemos de Camila.

“Ella nos mandó unos videos y le digo: ‘vea muchacha de las fotos que nos han mandando créame que es la que más se nos parece, pero siete meses después no puedo asegurarle que sea mi Camila’.

“Le dije yo voy mañana (este viernes) a San José. Voy a buscar un carro porque ni vehículo tenemos y sea o no sea mi Camila, yo la adopto porque estamos buscando adoptar un perrito.

“Esta mañana cuando nosotros llegamos a un parqueo donde estaba la muchacha, cuando venía ella caminando, donde mi mamá (Edith Villegas) la llamó porque Camila adora a mi mamá, se le tiró al suelo desesperada. Nosotros llorábamos, los del parqueo lloraban, la gente que venía entrando. Fue increíble porque ellos conocían la historia de Camila”, narró Arelys Sánchez.

La perra fue llevada durante la tarde a una clínica veterinaria para que la examinaran. “No nos cobraron nada por los exámenes. Nos lo regalaron y la van a peluquear”, añadió.

Sustraída de su casa

Camila fue sustraída el 21 de diciembre del 2020 de la casa de sus propietarios en Sabana Redonda de Poás, Alajuela.

En esa ocasión, según la denuncia que presentó la familia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el animal se encontraba sola en la casa.

Un individuo que llegó como vendedor ambulante, al notar que la casa no había nadie, ingresó por una acera a un lado de la casa, forzó una ventana. Sustrajo algunos bienes de la familia. “Solo se llevó lo que pudo echar en un maletín de espalda y a Camila”, agregó Sánchez.

La familia inicialmente creyó que la perra se había escapado por lo cual publicó una foto en Facebook y al día siguiente una persona los llamó para decirles que un individuo la llevaba en un autobús que salió ese 21 de diciembre de San Pedro de Poás hacia Alajuela.

“Con el OIJ fuimos, decomisamos el video del bus y claramente se ve donde llevaba a Camila.

“El OIJ comenzó a buscar el tipo y nunca dimos con él ni con Camila. Nunca se determinó quién era. Lo fueron a buscar a unos caseríos en Carrizal de Alajuela y mucha gente nos decía que el señor huyó a Nicaragua.

“Ya las esperanzas las tenía perdidas, pero la gente me decía que no perdiera la esperanza. De hecho hace 15 días estaba por adoptar una perrita nueva y yo le decía a mi esposo, que ya era mucho tiempo que buscáramos otro perrito”, añadió Arelys.

Esta familia tiene a Camila desde que tenía dos meses. Esta perra cumple el 29 de agosto próximo siete años.

Cifras de la Policía Judicial detallan que en promedio siete familias acuden al mes para denunciar el robo de perros, gatos o peces.

Según las estadísticas del OIJ, en el 2017 se recibieron solo 45 denuncias, pero un año después esa cifra se duplicó (llegó a 91) y desde ese momento el comportamiento es similar: en el 2019 fueron 83, mientras que en el 2020 se reportaron otras 91.

Hasta el 12 de mayo de este año, la cifra alcanzó los 37; es decir, en tan solo los primeros cinco meses casi se igualó el dato registrado en todo el 2017.

La mayoría de esas alertas ingresaron en San José (81) y la menor cantidad en Cartago (21), apuntan los datos oficiales, los cuales también señalan a los perros como las principales víctimas.

Según la segregación de las estadísticas, tomando el total de 347 casos registrados del 2017 a mayo del 2021, 311 se dieron mediante hurto (es decir no hubo uso de violencia); 34, mediante robo y dos por medio de un asalto.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.