Eillyn Jiménez B.. 27 noviembre, 2020
La plataforma es aprovechada por los delincuentes para establecer contacto con potenciales víctimas, ya sea por llamada o con mensaje de WhatsApp. No todos los perfiles son falsos, pero estos son mayoría, afirmó el OIJ. Foto: Captura de pantalla
La plataforma es aprovechada por los delincuentes para establecer contacto con potenciales víctimas, ya sea por llamada o con mensaje de WhatsApp. No todos los perfiles son falsos, pero estos son mayoría, afirmó el OIJ. Foto: Captura de pantalla

Los delincuentes descubrieron en Internet una nueva forma de obtener dinero. Mediante un sitio web de encuentros sexuales, establecen contacto con potenciales víctimas, cuyo perfil analizan para luego amenazar de diversas formas y obtener montos económicos variables.

Una sola persona, por ejemplo, pagó ¢6 millones, reveló el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) este jueves en una conferencia de prensa.

De acuerdo con la institución, en marzo, el promedio mensual de denuncias era de entre cinco y diez; sin embargo, en los 26 días de noviembre la cifra ascendió a más de 95.

Para las autoridades, lo principal es no caer en el juego de los sujetos y acudir de inmediato a poner la denuncia para que sean los investigadores los que se encarguen de manejar la situación.

Johnny Chacón Arce, jefe de unidad de la Sección de Delitos Varios de la Policía Judicial, aseguró que las páginas de citas son solo la plataforma usada por las organizaciones para establecer contacto con sus víctimas.

En este caso, se trata de skokka.com, donde los grupos delictivos crean perfiles falsos para engañar a sus víctimas y obtener información sobre ellas.

“La idea de la extorsión es generarle algún temor a la persona para que haga algún tipo de pago, ya sea por transacción bancaria, Sinpe móvil u otras casas financieras.

“Es importante mencionar que estas páginas de citas son solo una plataforma que los antisociales utilizan como vía de captación de víctimas”, explicó Chacón.

El jefe judicial dijo que las amenazas se canalizan de diversas formas, una de ellas es compartir videos en los que indican que tienen ubicada a la víctima y a su familia, por lo que, en caso de no pagar, les harán daño.

Otra de las estrategias es compartir fotos de personas desmembradas, imágenes de armas de fuego de grueso calibre o audios en los que aseguran ser parte de organizaciones criminales.

El OIJ manifestó que la afectación económica es considerable, por lo que la principal recomendación en estos casos es evitar utilizar esas plataformas y, en caso de convertirse en víctima, ir a poner la denuncia.

Los ofendidos no tienen un perfil establecido; no obstante, son hombres con diversas edades, desde menores de edad hasta adultos mayores.

“Los montos de la primera extorsión varían de acuerdo con el perfil de la víctima, la mayoría van de ¢300.000 a ¢600.000 y digo primera vez porque cuando las víctimas acceden al primer pago, los delincuentes ven la vulnerabilidad y siguen pidiendo dinero con amenazas”, afirmó Chacón.

De momento, ninguna amenaza se ha materializado, según datos de los investigadores.

Mediante diversos perfiles se ofrece todo tipo de encuentros sexuales. De momento, todas las víctimas son hombres, no se han recibido denuncias de mujeres. Foto: Rafael Pacheco
Mediante diversos perfiles se ofrece todo tipo de encuentros sexuales. De momento, todas las víctimas son hombres, no se han recibido denuncias de mujeres. Foto: Rafael Pacheco
Grupos delictivos

El jefe de unidad de la Sección de Delitos Varios dijo que desde que comenzaron a recibir denuncias, han detectado al menos cuatro nexos con grupos criminales, pero destacó que todos tienen el mismo modo de operar, el cual se basa en la vulnerabilidad de los ofendidos.

Precisó que los datos que recopilan los delincuentes son dados por la misma víctima al establecer contacto con personas inexistentes, ya que se trata de perfiles falsos.

“Cuando se ingresa a la página, hay una gran cantidad de perfiles. Al seleccionar alguno, se ingresa a un perfil, donde viene la opción de contacto por WhatsApp o llamada”, explicó Chacón.

El OIJ considera que la pandemia ocasionó un aumento en las denuncias, debido a que las restricciones sanitarias incidieron en el uso de estas páginas para citas.

Desde el 1.° de enero hasta el 25 de noviembre se registran 207 denuncias en todo el país, 133 de ellas en San José, 28 en Heredia, 27 en Alajuela, nueve en Cartago, siete en Limón, dos en Puntarenas y una en Guanacaste.

“No es posible determinar el destino que tendrá la información que aportamos en esos sitios , y tampoco es posible recuperarla. Por ello, es mejor evitar usarlas”, finalizó Chacón.

Recomendó que después de poner la denuncia, se elimine todo contacto con el delincuente.

Rango de edad Cantidad de víctimas a 25 de noviembre
De 12 a 17 años 2
De 18 a 29 años 86
De 30 a 39 años 69
De 40 a 49 años 33
De 50 a 64 años 13
De 65 a 99 2

Información actualizada a las 8:13 p. m. con más datos.