Eillyn Jiménez B.. 2 julio

(Video) Captura de sospechosa de tráfico de personas

Una mujer costarricense de apellidos Benavides De la O fue detenida este lunes por la mañana, como sospechosa de falsificar documentos para facilitar el ingreso ilegal de personas a Estados Unidos y Canadá.

Benavides fue capturada en su casa, en Getsemaní de Heredia, por oficiales de la Policía de Migración, luego de un operativo conjunto con la Fiscalía Adjunta contra la Trata y Tráfico de Personas y el Juzgado Penal de Heredia.

En la vivienda, la mujer tenía su centro de operaciones, por lo que ahí hacía entrega de los documentos y se reunía con las víctimas.

De acuerdo con las autoridades, la mujer cobraba hasta $5.000 (¢2,8 millones) a las víctimas, en su mayoría ticas, a cambio de documentos falsos como órdenes patronales, patentes municipales, permisos sanitarios, constancias laborales, entre otros, que les permitían ingresar sin problema a los dos países norteamericanos.

"Los documentos falsos eran presentados por los costarricenses traficados en la Embajada de Estados Unidos y en el Centro de Visas de Canadá en Costa Rica, con el propósito de simular que los aspirantes mantenían arraigo en el país, así como condiciones socioeconómicas favorables y estables, obteniendo mediante este engaño, las visas respectivas para poder viajar dichos países como destino final", explicó Migración en un comunicado de prensa.

La institución detalló que, tras obtener la visa, Benavides compraba los tiquetes aéreos, planeaba las rutas de viaje y orientaba a la gente que le pagaba para que se comportara de manera adecuada y no levantaran sospechas en los puestos fronterizos.

En la investigación del caso, en el que Benavides figura como sospechosa del delito de tráfico de personas, colaboraron la Embajada de Estados Unidos y el Centro de Visas de Canadá.

El delito de tráfico de personas es castigado con penas de prisión de entre dos y seis años, según el artículo 248 bis de la Ley General de Migración y Extranjería.