Eillyn Jiménez B.. 28 agosto, 2017

Luego de dos años y cinco meses de construcción, la nueva Escuela Nacional de Policía (ENP) fue entregada este lunes por la mañana a las autoridades costarricenses.

La obra, donada por el Gobierno de China, se estrenará en octubre y permitirá albergar hasta 810 oficiales en sus instalaciones, ubicadas en La Rita de Pococí, Limón.

El director de la ENP, Erick Lacayo, manifestó que el inmueble y su equipamiento permitirán optimizar el proceso de formación de los oficiales, así como también su capacitación y especialización.

"Pasar de condiciones que no eran las mejores a un espacio moderno, acondicionado y construido para un proceso de formación policial va a reflejar una mejoría en nuestro servicio de seguridad ciudadana", afirmó Lacayo.

La inversión en estas instalaciones, de 85 héctareas, fue de aproximadamente ¢12.000 millones, de los cuales más de ¢9.500 millones fueron aportados por China y el resto se financió con fondos de la ENP.

El lugar cuenta con 29 edificios, entre los que hay torres de dormitorios para los estudiantes y sus instructores, aulas, gimnasio, cancha de fútbol y baloncesto, comedor, cocina, lavandería, un auditorio, consultorios médicos, biblioteca y áreas verdes.

La Escuela permitirá que aspirantes de la Fuerza Pública, el Servicio de Vigilancia Aérea, el Servicio Nacional de Guardacostas, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), y las policías de Control de Drogas (PCD), Tránsito y Penitenciaria se preparen en este lugar.

La Escuela Nacional de Policía entrará en operación en octubre de este año.
La Escuela Nacional de Policía entrará en operación en octubre de este año.

La apertura de la institución hizo que se crearan 60 nuevas plazas policiales y 75 administrativas.

El desarrollo de las estructuras, a cargo de la empresa Beijing Urban Construction Group (BUCG), comenzó el 17 de marzo del 2015 y estaba previsto que se finalizara el 17 de marzo de este año.

Un complejo de primer mundo
Un complejo de primer mundo