Carlos Arguedas C.. 16 marzo
Los detenidos quedaron a la orden del Ministerio Público. Foto de MSP
Los detenidos quedaron a la orden del Ministerio Público. Foto de MSP

Cinco costarricenses fueron detenidos esta sábado en Los Chiles, Alajuela, como sospechosos de integrar una banda que se dedicaba a introducir ilegalmente a migrantes a suelo costarricense.

El operativo estuvo a cargo a la Policía Profesional de Migración y la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, comunicó el Ministerio de Seguridad Pública.

Los sospechosos fueron identificados como de apellidos Calvo, Reyes, Zabala, Muñoz y Vargas. Todos quedaron a la orden del Ministerio Público implicados en el delito de trata de personas, sancionado en los artículos 249 y 249 bis de la Ley de Migración.

Dichas normas sancionan, con una pena de cuatro a ocho años de prisión, a quien transporte o brinde hospedaje a personas, para su ingreso o su egreso del país, por lugares habilitados o no habilitados, evadiendo los controles migratorios establecidos.

Pesquisa

La investigación de este caso comenzó en noviembre del 2018 cuando se recibieron informes sobre el ingreso ilegal de migrantes, el cual era facilitado por costarricenses.

Fue así como se logró establecer que el grupo utilizaba cuatro vehículos, que llegaban hasta el negocio El Cevichito, muy cerca del puesto fronterizo de Tablillas de Los Chiles, donde recibían a los extranjeros, que habían pasado por el sector montañoso.

Allí, los montaban en los carros generalmente de noche y los trasladaban hasta una vivienda, propiedad de Calvo, en el centro de Los Chiles. Allí les brindaban hospedaje, mientras se lograban integrar a la población y luego desaparecer. Por esos servicios (transporte y hospedaje) cobraban a los extranjeros ¢15.000.

El monto subía si el migrante se quedaba mas tiempo en el lugar hospedaje o si necesitaba algún traslado adicional.

Este sábado, durante un allanamiento realizado a la propiedad de Calvo, la Policía encontró a seis foráneos todos en condición migratoria irregular.

Asimismo, se localizó y decomisó evidencia como libretas de control, teléfonos celulares, documentos de identidad extranjeros, entre otros.

Stephen Madden, subdirector de la Policía Profesional de Migración, dijo que los extranjeros serán deportados.

Durante este año Migración y Extranjería ha rechazado a 3.398 nicaragüenses, que pretendían ingresar al país en condición irregular.