Salud demolió cuartería y búnker de drogadictos

16 inquilinos bajo investigación por tenencia de un kilo de cocaína

El Ministerio de Salud ejecutó ayer por la mañana la demolición de un edificio dedicado al alquiler de cuartos en mal estado sobre todo a indigentes y drogadictos.

La orden se dio al considerar las condiciones insalubres y riesgosas en que se encontraba el inmueble, localizado 100 metros al norte del mercado del Paso de la Vaca, sobre la avenida nueve de la capital.

Cuando funcionarios de Salud y de la Municipalidad de San José ingresaron al sitio se toparon con un laberinto de madera y cemento donde se fueron construyendo habitaciones en varios niveles. Algunos cuartos colindaban con el montazal donde otros inquilinos ocupaban ranchos.

"Yo vivo desde hace un año aquí por ¢1.000 la noche o ¢1.500 en los cuartos nuevos. Vengo a ver si me entregan mi televisor", expresó una mujer quien se identificó como de apellido Cerdas.

También un individuo de apellido Madriz se presentó para pedir a los policías que le permitieran sacar machetes y otras herramientas de trabajo.

"Yo vivo aquí hace seis meses y ahora estaba trabajando", dijo.

Los negocios. De acuerdo con informes policiales, el propietario es un hombre de apellido Navas, conocido como Payaso, a quien le seguían una investigación por venta de drogas. Él no fue localizado.

Lo que sí encontraron los efectivos de la Fuerza Pública y la Policía Municipal fue 970 gramos de cocaína en uno de los cuartos del nivel inferior, valorados en ¢2,2 millones.

También hallaron un bulto lleno de monedas supuestamente producto de la venta de droga pues, al parecer, ahora las transacciones solo se hacen en monedas para evitar billetes marcados por parte de policías encubiertos.

Tras el hallazgo del estupefaciente, los efectivos detuvieron a 16 de los inquilinos para investigarlos por posesión de cocaína. Dos de ellos tenían orden de presentación en despachos judiciales.

"Me parece muy bien esto, porque ya mis hijos y yo no podíamos salir después de las 5 p. m. pues ellos (drogadictos) comenzaban a salir", expresó Sonia de Rosales, vecina de la cuartería.

El proceso para demoler el edificio comenzó hace dos años, pero su ejecución se pospuso en varias por recursos interpuestos por el dueño. Finalmente se dio la orden de desalojo en diciembre.

Johnattan Jiménez Badilla, del Ministero de Salud, explicó que ellos inspeccionan edificios motivados por denuncias, o bien como una acción de oficio.

En este caso, el proceso se inició de oficio y se determinó que la estructura incumplía los requisitos de la Ley general de salud y de la Ley de construcciones.

"Se hicieron gran cantidad de remodelaciones sin autorización y tiene muchos problemas, entre ellos de aguas negras". explicó.

Pendientes. Hace un mes Salud demolió otra casa ubicada a unos dos metros de ahí y están en proceso seis órdenes más para destruir edificios cercanos, ubicados al norte de la avenida primera.

Rafael Arias, asesor legal del municipio, manifestó que la destrucción de estos edificios forma parte del plan de renovación urbana. Agregó que los lotes serán cercados y si el dueño no paga esa obra el ayuntamiento los reclamará.