Sucesos

Otro niño estaba encerrado en Jacó

Una mujer fue detenida por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el jueves anterior, pues presuntamente mantenía a un niño de cuatro años en un encierro con tapa de madera.

El caso ocurrió en Jacó, Garabito, Puntarenas. La sospechosa, de apellido Kuckuc, de 50 años y oriunda de Canadá, obtuvo la libertad, pero la Fiscalía de Garabito le abrió un proceso por el delito de abandono de incapaz.

El OIJ de Jacó indicó que informes confidenciales alertaron que en una tienda donde venden recuerdos, en esa ciudad del Pacífico central, había un niño encerrado.

Cuando agentes judiciales, un fiscal y un juez penal allanaron el negocio, el jueves anterior, hallaron el menor, pero en ese momento se encontraba en el piso. En la inspección descubrieron –en la parte posterior del local– el encierro, el cual tenía una tapa fabricada con pedazos de madera y un mecate que servía para amarrarla.

Personas entrevistadas por la Policía dijeron que la tapa era para evitar que el menor se saliera del encierro y se golpeara.

Adopción directa. El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) informó de que este caso tiene antecedentes en el 2006, cuando la señora Kuckuc se presentó a la oficina local del PANI a notificar que una indigente le había entregado un niño de meses y que ella realizaría el trámite de adopción directa.

La mujer inició la gestión en el Juzgado de Familia, pero –según afirmó el PANI– nunca se formalizó el proceso de adopción.

Luego, en marzo anterior, el PANI recibió una nueva denuncia contra Kuckuc porque presuntamente no permitía al pequeño tener contacto con otros menores.

En esa ocasión se le previno que debía facilitar al niño mantener ese tipo de contactos. El 24 de mayo se recibió otra denuncia similar, pero a la mujer no la hallaron.

El PANI agregó que el menor fue llevado a un albergue.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.