Narcotráfico

Policía quita al narco 200.000 matas de marihuana sembradas en manglar y montaña

Oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) destruyeron entre el 19 al 23 de diciembre pasado 206.698 matas de marihuana, cuya siembra fue camuflada en manglares y montañas de los cantones de Osa y Quepos, en la costa Pacífica, al sur del país.

La destrucción la anunció este martes el Ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata Vega, quien explicó de que el sistema de cultivo en manglar es muy novedoso y es una prueba más de como el narcotráfico, todos los días, trata de evadir la vigilancia de las autoridades.

En la acción que desarrollaron los policías también fueron decomisados 10 kilos de marihuana comprimida, que estaba lista para ser comercializada. La hierba costarricense tiene un menor costo que la importada de Jamaica o Colombia, pero las autoridades han detectado que la marihuana la están revolviendo (con hojas importadas) y la venden como un producto único.

Datos policiales revelan que una libra (460 gramos) de marihuana jamaiquina (alta calidad) tenía un precio ¢800.000; la colombiana (regular calidad) ¢400.000 y la costarricense (mala calidad) ¢80.000. Actualmente un cigarrillo de esta droga revuelta se vende en el mercado en ¢1.000. Hace pocos meses un cigarro tenía un valor de ¢1.600. Para las autoridades esto significa que en el mercado hay bastante marihuana.

La Policía no logró ubicar a los responsables de estas siembras de marihuana.

Operativo.

En cuanto al operativo realizado en la costa Pacífica, lo ejecutaron 32 policías, de los cuales la mayoría eran de la PCD, pero contaron con el apoyo de avionetas y helicópteros del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) y de oficiales de la Policía de Fronteras.

Los oficiales visitaron lugares como Dominicalito en el distrito de Bahía Ballena, Coquito y Jalaca ambas del distrito de Palmar y Finca Puntarenas del distrito de Piedras Blancas, todos estos lugares en el cantón de Osa. Asimismo, incursionaron en Hatillo Viejo y Hatillo Nuevo del distrito de Saavegre, en el cantón de Quepos.

El ministro Gustavo Mata dijo que las plantas de la droga estaban sembradas en pequeños espacios, pero que en total ocupaban un área que se estimó en 19.538 metros cuadrados.

Agregó que había plantas de diferente tamaño pero si mencionó –como una innovación– que se encontraron sembradíos tipo vivero en áreas muy cerca de la playa.

Por ejemplo, mediante la utilización de madera y cañas de bambú, los traficantes fabricaron estantes donde tenían las matas metidas en bolsas plásticas. Incluso construyeron alforjas para trasladarlas a caballo o en la espalda en el caso de que detectaran la presencia de las autoridades.

Con estas 206.698 plantas de marihuana destruidas, este año suman 2.108.282 las matas arrebatadas al narco. Durante el 2015, se habían erradicado 1.728.024 arbustos de esta droga.

Oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) destruyeron entre el 19 al 23 de diciembre pasado 206.698 matas de marihuana, cuya siembra fue camuflada en manglares y montañas de los cantones de Osa y Quepos, en la costa Pacífica, al sur del país.Oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) destruyeron entre el 19 al 23 de diciembre pasado 206.698 matas de marihuana, cuya siembra fue camuflada en manglares y montañas de los cantones de Osa y Quepos, en la costa Pacífica, al sur del país.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.