Carlos Arguedas C., Eillyn Jiménez B.. 3 julio, 2019
A los detenidos se les atribuye el delito de tráfico nacional e internacional de cocaína, la cual ingresaba a suelo costarricense vía marítima, por la zona sur. Foto: OIJ para LN
A los detenidos se les atribuye el delito de tráfico nacional e internacional de cocaína, la cual ingresaba a suelo costarricense vía marítima, por la zona sur. Foto: OIJ para LN

Un líder narco conocido como Antorcha se adueñó de dos muelles en Fray Casiano y El Roble de Puntarenas para trasegar cocaína entre suelo suramericano, Costa Rica, Guatemala, México y Estados Unidos.

El hombre, de apellido Sánchez y de 44 años, simulaba intervenir en la actividad pesquera y, junto con otros sujetos, reclutaba a pescadores para el traslado de droga.

Sánchez fue detenido este miércoles por la mañana, luego de que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizaron 12 allanamientos para capturar a ocho personas.

Las diligencias judiciales tuvieron lugar en El Roble, Fray Casiano, Barranca y Esparza de Puntarenas; Upala de Alajuela y Liberia, Guanacaste.

Wálter Espinoza Espinoza, director de la Policía Judicial, destacó que Sánchez, de nacionalidad nicaragüense, pero con residencia permanente en suelo tico, tenía un perfil alto entre los pescadores y también era reconocido tanto comunalmente como en el campo del trasiego de droga.

“El grupo estaba muy bien estructurado. Las jerarquías estaban establecidas, así como las funciones. Tenían mucho tiempo de operar y mantenían buenas relaciones con estructuras ubicadas al sur del territorio costarricense”, manifestó el jerarca judicial.

La investigación para desarticular a este grupo criminal arrancó en el 2017 y durante esta se determinó que el grupo trasladaba la droga vía marítima, aunque no se descarta que algunos envíos se hicieran por tierra.

El hijo de Sánchez, apellidado Sánchez Rodríguez, así como otros tres hombres de apellidos Luque Rodríguez, Camacho Brenes y Bonilla Castro encabezaban la organización.

Precisamente, Camacho era el encargado de conseguir embarcaciones con su respectiva tripulación para que estos se incorporaran a la banda.

“Ellos transportaban droga con embarcaciones pesqueras, simulaban que se estaban dedicando a esa actividad lícita para hacer zarpes y dar reportes de salida. De esta forma traían la cocaína a Costa Rica y luego la reexportaban.

“Los pescadores reclutados por el grupo eran esencialmente costarricenses, aunque durante el proceso detuvimos a ecuatorianos, colombianos, mexicanos y nicaragüenses”, explicó Espinoza.

Los operativos dirigidos por la Fiscalía también permitieron la captura de tres personas apellidadas Monjarez Cascante, López Víctor y Alfaro Sánchez.

De todos los detenidos solo Sánchez Rodríguez registraba antecedentes por incumplimiento de medidas y amenazas, detalló el OIJ.

Golpes previos

Antes de las detenciones de este miércoles, la Policía Judicial ya había capturado a 16 personas, por lo que Espinoza calificó el caso como trascendental.

Sin embargo, a ellos se les abrió una causa penal independiente.

“Logramos destruir toda una estructura que estaba operando en el sector Pacífico costarricense, pero que estaba involucrada con grupos suramericanos y también del sector norte de nuestro país. Este es un caso que manejamos de manera muy cercana con la Oficina Antidrogas de Estados Unidos (DEA), con apoyo de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y otros grupos de trabajo del OIJ”, mencionó Espinoza.

Los allanamientos permitieron el decomiso de varios vehículos 4x4 de los años 2017 y 2018, así como teléfonos satelitales, radios y documentos que se incorporarán al expediente de la investigación.

Asimismo, las autoridades destacaron que se pretende lograr la anotación y decomiso de varios bienes y muebles, como fincas ubicadas en Upala y una en Aranjuez de Pitahaya, Puntarenas.

“Esa propiedad en Aranjuez fue adquirida con una identidad falsa, se utilizó la cédula del hermano de Luque Rodríguez para diluir la existencia de bienes relacionados con el tráfico de drogas”, dijo el director del OIJ.

El jerarca judicial destacó que en Costa Rica un kilo de cocaína tiene un valor de $7.000, pero que al llegar a Estados Unidos su valor se dispara a $30.000 por kilo.

La oficina de prensa de la Fiscalía informó de que los detenidos este miércoles son investigados dentro del expediente 17-000408-0066-PE por infracción a la Ley de Estupefacientes, ya que se dedicaban al tráfico nacional e internacional de cocaína.

En las acciones policiales se decomisó dinero en efectivo. Foto: OIJ para LN
En las acciones policiales se decomisó dinero en efectivo. Foto: OIJ para LN
Casos relacionados

A esta organización se le atribuyen los siguientes casos:

23 de febrero del 2018: Decomiso de 750 kilogramos de cocaína y detención de cinco personas por parte del Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos, en aguas internacionales.

24 de marzo del 2018. Detención de tres personas extranjeras, por parte del Servicio Nacional de Guardacostas, quienes viajaban en aguas nacionales en una embarcación que dio positivo de rastro de drogas.

23 de julio del 2018. Decomiso de 580 paquetes de cocaína que, aparentemente, iba a ser almacenada en el sector de Pitahaya de Puntarenas. Se detuvo a tres personas, por parte del Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos.

26 de octubre del 2018. Detención, a cargo del Servicio Nacional de Guardacostas, de una persona menor de edad en el sector de Eco Playa, con una bolsa negra en la espalda, donde transportaba $30.830 dólares americanos.

27 de octubre del 2018. Decomiso de 1.200 paquetes de cocaína y cuatro detenidos, por parte del Servicio Nacional de Guardacostas, en aguas nacionales.

Información actualizada a las 6:59 p. m. con más datos del caso.