Fosa estaba oculta bajo conchas y tenía un orificio de entrada de unos 50 centímetros de diámetro

Por: Carlos Arguedas C. 15 junio, 2017
La fosa tiene una pequeña apertura y estaba cubierta por conchas.
La fosa tiene una pequeña apertura y estaba cubierta por conchas.

Un pescador de pianguas fue detenido este jueves como sospechoso de enterrar en una finca de su propiedad un tanque metálico en el cual escondió 700 kilos de cocaína.

El depósito estaba cubierto con miles de conchas y servía como una bodega para almacenar la droga.

La fosa se ubica en un terreno en Ajuntaderas de Sierpe de Osa, Puntarenas, que tiene accesos terrestres y marítimos, esto último gracias a la cercanía con los canales del Parque Nacional Terraba – Sierpe, que desembocan en el océano Pacífico.

Un allanamiento realizado este jueves por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía de Osa, permitió el hallazgo de un cargamento de 681 paquetes con cocaína. Se estima que el peso ronda los 700 kilos. Inicialmente, las autoridades habían informado de que la cantidad era una tonelada pero la cifra varió cuando hicieron el conteo oficial.

La oficina de prensa del Ministerio Público informó de que por este caso se detuvo a un hombre de apellidos Araya Salas de 50 años, quien es originario del cantón de Pérez Zeledón.

En el Registro Nacional, este individuo aparece como miembro de cuatro sociedades –la mayoría de carácter familiar– las cuales poseen camiones, vagonetas y fincas. Además, Araya es dueño de una lancha que está dedicada a la pesca.

Ayuda confidencial

Las autoridades judiciales informaron de que el hallazgo de está bodega del narco se dio luego de que se recibió un informe confidencial.

Tras varios días de investigaciones, se logró identificar al sospechoso y el posible lugar donde estaría lo que policialmente se denomina como una caleta (bodega).

La mañana de este jueves, agentes de la delegación de Osa, en conjunto con el fiscal Francisco Montoya y oficiales del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) y el Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) allanaron la propiedad, la cual tiene dos viviendas y tres bodegas y algunos vehículos convertidos en chatarra.

Con fundamento en los datos anónimos, los policías llegaron a un sitio en el cual había una acumulación de conchas. Luego de removerlas, detectaron una tapa que cubría un orificio de unos 50 centímetros de diámetro que permitía la entrada a un foso. Adentro, debidamente acomodados, había decenas de paquetes con una envoltura plástica.

Al ingresar en el depósito, los agentes confirmaron que se trata de un tanque metálico (no detallaron el tamaño), el cual había sido enterrado. El lugar estaba muy bien protegido para impedir las filtraciones y además, al estar bajo tierra, era difícil que un curioso pudiera ubicarlo. La policía desconoce cuánto tiempo tiene de estar operando este escondite.

El Ministerio Público comunicó que, por el momento, solo está detenido Araya, quien posiblemente sea indagado este viernes en la mañana. Luego se realizará una audiencia de solicitud de medidas cautelares.

Las autoridades están realizando el conteo de la droga para determinar exactanmente la cantidad.
Las autoridades están realizando el conteo de la droga para determinar exactanmente la cantidad.

Las autoridades no descatan que en las próximas horas se detenga a otras personas.

También se investiga si este cargamento está relacionado con la localización, el lunes anterior, de una vagoneta abandonada a un lado del campo de aterrizaje de Finca Cinco, en Palmar de Osa. Ese vehículo, que estaba cargado con arena, tenía en el cajón un compartimento metálico.

El OIJ informó que, por ahora, no darán más detalles sobre este caso.

La investigación la maneja el Ministerio Público en el expediente 17-000433-629-PE.

Colaboró el corresponsal Alfonso Quesada.

Etiquetado como: