Katherine Chaves R., Carlos Arguedas C.. 31 agosto, 2015

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indaga si el hijo del narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín El Chapo Guzmán Loera, está en Costa Rica.

Se trata de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, de 29 años, quien también es requerido por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), por los delitos de tráfico de drogas y lavado de dinero.

El OIJ se refirió a esta situación luego de que, supuestamente, Alfredo publicara fotografías en Twitter, las cuales salen acompañadas con un registro de ubicación de Costa Rica. Esa cuenta de la red social no está verificada.

"Estamos viendo a ver con nuestra gente especialista en la materia si eso es cierto o no. Por el momento, es una información más de muchas informaciones que se puedan dar. Vamos a verificar si tiene o no relación. No hay nada que confirme en este momento que está en nuestro país", aseguró Gerald Campos, director interino del OIJ.

Joaquín el Chapo Guzmán cuando fue llevado a la Ciudad de México el 22 de febrero del 2014, horas después de su captura. | AFP
Joaquín el Chapo Guzmán cuando fue llevado a la Ciudad de México el 22 de febrero del 2014, horas después de su captura. | AFP

La Dirección Nacional de Migración informó de que, bajo el nombre de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, no hay entradas ni salidas de nuestro país.

¿Quién es? Él y otros dos hijos del narco (Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López) son supuestamente los cabecillas del cártel de drogas de Sinaloa, México; sin embargo, el líder absoluto de este violento grupo es El Chapo.

Guzmán Loera fue detenido el sábado 22 de febrero del 2014 en un apartamento ubicado en Mazatlán, Sinaloa. Tras 17 meses en prisión, el narcotraficante se fugó, a través de un túnel, de la cárcel de máxima seguridad El Altiplano, que está a 90 kilómetros de la capital mexicana.

Esa fue la segunda vez que el líder del cartel logró huir de una prisión; la primera fue el 19 de enero del 2001.

En ese casi año y medio que El Chapo estuvo en prisión, Iván, Alfredo y Ovidio aparentemente se hicieron cargo de la organización.

De hecho, en ese tiempo, Alfredo se comunicaba con los seguidores del cártel de Sinaloa por medio de la misma cuenta de Twitter que hoy asegura que está en en el país.