Katherine Chaves R.. 28 enero
La Policía Judicial estuvo durante horas haciendo labores en la finca privada donde quedó la aeronave. Foto: Cortesía MSP.
La Policía Judicial estuvo durante horas haciendo labores en la finca privada donde quedó la aeronave. Foto: Cortesía MSP.

El peón de una finca en Nandayure de Guanacaste fue detenido por “arreglar” una pista para que aterrizara una avioneta narco en setiembre pasado.

La aeronave, sin embargo, se precipitó a pocos segundos del despegue y prendió fuego, accidente que provocó la muerte de sus ocupantes.

El sospechoso responde a los apellidos Álvarez Rodríguez, de 38 años, quien presuntamente forma parte de una banda dedicada al tráfico internacional de drogas.

A un segundo detenido, apellidado Rodríguez González, de 34 años, se le atribuye haber participado en la logística para recibir la nave.

Las capturas fueron realizadas luego de que agentes allanaran las viviendas de ambos hombres en San Francisco de Coyote así como en un lugar conocido como Cangelito, comounidades de Nandayure.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que se les decomisó evidencia importante para la investigación, incluso recortes de periódico sobre las notas que salieron en esos días referentes al hecho.

Los detenidos fueron pasados con un informe al Ministerio Público, para que se determine su situación jurídica.

Persecución y muerte

Se presume que esta avioneta vino a Costa Rica a cargar droga para llevarla fuera del país.

Sin embargo, al parecer, por sobrepeso, no pudo ganar la altura necesaria, lo cual provocó que se estrellara contra las copas de unos árboles, cayera y se incendiara.

Cuando unidades de la Cruz Roja, Bomberos y Fuerza Pública llegaron al sitio, en una finca de la empresa Panamerican Woods, encontraron la nave envuelta en llamas.

Tras apagar el fuego, los socorristas descubrieron los cuerpos de dos personas, a las que no se ha podido identificar, confirmó el OIJ.

Paralelamente a la caída de la avioneta, una patrulla de los Guardacostas que se dirigía al sitio del accidente aéreo se topó en su recorrido con un vehículo que circulaba a muy alta velocidad, cerca del punto donde se desplomó la aeronave.

Pese a que se les dio la orden de alto, los ocupantes del auto siguieron. Incluso hubo un intercambio de disparos, según detallaron altos jerarcas policiales.

Luego de unos cuatro kilómetros de persecución, el carro en fuga se volcó cerca de Juan de León, en Lepanto de Puntarenas. En el sitio perdieron la vida los cuatro ocupantes.