Judiciales

Sujeto compartía pornografía infantil en red social

Vecino de Hatillo, de 44 años, fue detenido este jueves

Un sujeto de apellido Cortés, de 44 años, fue detenido este jueves por la mañana por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como sospechoso de tenencia y difusión de material pornográfico infantil. La captura ocurrió en Hatillo, San José, en la vivienda del encartado.

Según un comunicado de la Policía Judicial, esta fue una investigación conjunta entre agentes costarricenses, de la Sección Especializada contra el Cibercrimen del OIJ y autoridades estadounidenses, que se originó en el 2020 cuando se detectó la existencia de un usuario en una red social que, en apariencia, compartió en esa plataforma varios archivos con contenido sexual infantil.

Luego de las diligencias y de verificar la identidad de este individuo, se coordinó el allanamiento en su casa este jueves a las 6 a. m. donde se le decomisó una computadora portátil, discos para almacenamiento de información y dos teléfonos celulares. Dichos aparatos electrónicos serán sometidos al análisis e investigación forense.

La mañana de este jueves los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) destacados en la Sección Especializada Contra el Cibercrimen detuvieron a un hombre de 44 años, quien figura como sospechoso de Tenencia y Difusión de Material Pornográfico Infantil.

El OIJ concluyó que el detenido quedó con un informe a las órdenes del Ministerio Público. El Código Penal establece que el delito de tenencia de material pornográfico se sanciona con pena de prisión de seis meses a dos años, mientras que la difusión es castigada con entre uno y cuatro años de cárcel.

En julio pasado, una alerta proveniente del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés), permitió tanto al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como al Ministerio Público vincular a otro hombre a un caso de pornografía infantil.

LA NCMEC es una corporación privada estadounidense que ayuda a encontrar niños perdidos, reducir la explotación sexual infantil y a evitar que más personas menores de edad sean víctimas.

Tras la alerta, la Sección de Cibercrimen del OIJ allanó la vivienda del sujeto, de apellido Camacho, en Tacorí de Alajuela, a quien se le señaló en aquel momento por los delitos de tenencia de material pornográfico y difusión de pornografía infantil. Él no fue detenido, solo se le tomaron sus datos de identificación a la espera de que avanzara la pesquisa en su contra.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.