Hugo Solano C., Edgar Chinchilla, corresponsal GN. Hace 3 días
Unos 150 policías están en Río Cuarto, donde se allanó la finca de Minor Masís, en la que se reunía el Frente Patriota 7 de Julio, cuyos líderes cayeron este viernes. Foto: Edgar Chinchilla.
Unos 150 policías están en Río Cuarto, donde se allanó la finca de Minor Masís, en la que se reunía el Frente Patriota 7 de Julio, cuyos líderes cayeron este viernes. Foto: Edgar Chinchilla.

Minor Masís Artavia, un exconvicto de 54 años, es el tercer detenido que se vincula con el comando Frente Patriota 7 de Julio.

La Policía investiga este grupo, desde principios de esta semana, por la grabación de videos y difusión de amenazas contra el Presidente de la República, Carlos Alvarado y los diputados.

Masís, recordado en el país por dirigir el comando Cobra, responsable de violaciones y homicidios en Talamanca en 1992, fue aprehendido este sábado en su finca, en La Españolita de Río Cuarto, Alajuela.

A las 8:10 a. m., unos 150 oficiales de diversos cuerpos policiales y personal de la Fiscalía entraron a la finca La Trinidad, aprehendieron a este hombre y decomisaron teléfonos celulares y documentación relacionada con el caso, según confirmó Cristian Montenegro, jefe de la Sección de Crimen Organizado del OIJ.

En el operativo participaron funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la Fiscalía y diversos cuerpos policiales de la Fuerza Pública, en cuenta zapadores y la unidad canina.

En la propiedad, de 10 hectáreas, estuvieron hasta las primeras horas de la tarde, luego de encontrar el lugar donde al parecer se grabó el video difundido por el autodenominado Frente Patriota.

La propiedad era usada por al menos 15 integrantes de esa agrupación, que el fin de semana pasado comenzó a difundir en redes sociales un mensaje donde se hacían llamados a la violencia y a un posible golpe de Estado.

La finca La Trinidad tiene al menos siete entradas, por una de ellas hay rótulos de un centro cristiano, pero los vecinos desconocen que exista una iglesia ahí, por lo que se presume que es una mampara.

Desde el 2005 está inscrita en el Registro de la Propiedad a nombre de Masís. En la inscripción dice que está dedicada al bosque y a pejibayes.

Una de las entradas tiene el rótulo de un centro cristiano, pero varios vecinos afirman que nunca han visto dicho centro. Foto: Edgar Chinchilla.
Una de las entradas tiene el rótulo de un centro cristiano, pero varios vecinos afirman que nunca han visto dicho centro. Foto: Edgar Chinchilla.
Ingreso pacífico

Los oficiales llegaron a La Trinidad a bordo de varias busetas y patrullas. Poco después del ingreso, se escucharon unas detonaciones, al parecer de bombas sonoras usadas por la Policía para aturdir o alertar de su ingreso.

Montenegro afirmó que la incursión fue pasiva y dentro de la propiedad solo estaba el dueño y una mujer de 45 años.

Ambos fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público para la respectiva investigación, pero al final solo el propietario quedó detenido.

Las autoridades realizaron una revisión minuciosa en la finca, pues en el video aparecían armas de fuego que no aparecen. Foto: Edgar Chinchilla.
Las autoridades realizaron una revisión minuciosa en la finca, pues en el video aparecían armas de fuego que no aparecen. Foto: Edgar Chinchilla.

A las 11 a. m. entró una ambulancia de Río Cuarto a la zona, pues Masís tuvo un problema de presión sanguínea y se le trasladó con custodia a la clínica de Aguas Zarcas.

Él se suma a los otros dos detenidos este viernes: Álvaro Sequeira y Jeffry Fernández, están a la espera de medidas cautelares y se les acusa por el delito de motín. Ambos fueron indagados el viernes por la noche por parte de la Fiscalía de Narcotráfico y Delitos Conexos, entidad que dirige el operativo de este sábado en Río Cuarto.

Ileana Mora, de la Fiscalía, afirmó que inicialmente se buscaron armas, pero no se hallaron.

La audiencia de solicitud de medidas cautelares que hará el Ministerio Público contra los detenidos se realizará esta tarde, con el fin de que se defina su situación jurídica.

A las 2:30 p. m. Masís fue dado de alta en la clínica y lo trasladaron en una patrulla de la Fuerza Pública a la Fiscalía de San Carlos.

Masís Artavia quedó en la Fiscalía de San Carlos a la espera de ser indagado. Foto: Cortesía OIJ.
Masís Artavia quedó en la Fiscalía de San Carlos a la espera de ser indagado. Foto: Cortesía OIJ.
Jefe del Comando Cobra

Minor Masís Artavia fue teniente de la desaparecida Guardia de Asistencia Rural del Ministerio de Seguridad, hasta que una serie de yerros, durante un operativo antidrogas a su cargo en Talamanca, en 1992, terminó con homicidios, violaciones y otros delitos contra indígenas y campesinos.

Masís fue el jefe de un operativo policial cuyo propósito era destruir plantaciones de marihuana de Talamanca. El comando Cobra, como se llamó a ese grupo de doce oficiales, incumplió la misión y al regresar de Talamanca, en 1992, fueron acusados por dos violaciones, dos asesinatos, hurtos y privaciones agravadas de libertad.

El seis de mayo de 1996, el Tribunal Superior Penal de Limón impuso 42 años de prisión a Masís Artavia, quien era teniente de la Fuerza Pública.

Otros dos integrantes de ese comando, Manuel Sarmiento Argüello (subjefe) y Alberto Alvarado Garro fueron condenados a 32 y cinco años de cárcel, respectivamente.

En la sentencia los jueces consignaron que el comando Cobra fue “una odiosa aventura”. También llamaron la atención sobre lo actuado por el jefe y el subjefe al estimar que cometieron “viles actitudes que se reflejan de manera palpable en el trato a los indígenas, en la prepotencia con que se actuó y en el desprecio generalizado a mínimos valores humanos”.

Según el Ministerio de Justicia, Masís cumplió la pena máxima que estaba vigente cuando cometió esos delitos, por lo que abandonó la prisión el 17 de febrero del 2012.

La pena la descontó en diferentes centros penitenciarios y al final terminó en la Oficina del Programa de Atención en Comunidad de San Carlos, de donde salió.

En otras causas, Masís también había sido indagado en enero de 1996 junto con el líder del Frente Patriota 7 de Julio, Álvaro Sequeira, como parte de la investigación por el secuestro de la suiza Regula Susana Siegfried y la alemana Nicola Fleuchaus, quienes vacacionaban en Laguna Lagarto Lodge, en Boca Tapada de San Carlos.

En su perfil de Facebook, Masís escribió horas antes de ser detenido, que resultaba estresante para los vecinos estar viendo esos movimientos de la Policía cerca de su finca y que les preguntaran sobre sus actividades.

“No tengo nada que ocultar, les doy permiso para que vengan, entren, revisen, pregunten y aclaren sus dudas. Siempre he dicho que soy de pensamiento revolucionario y si eso es un delito, “pensar” pues entonces soy culpable de tener criterio propio y de ver las cosas con objetividad”, escribió.

(Video) Dueño de finca allanada por amenazas al presidente tuvo que ser llevado a clínica

El dueño de la finca, Minor Masís Artavia y una mujer, eran los únicos que estaban en la finca al momento en que entró la Policía. Foto: Fiscalía.
El dueño de la finca, Minor Masís Artavia y una mujer, eran los únicos que estaban en la finca al momento en que entró la Policía. Foto: Fiscalía.