Katherine Chaves R.. 10 marzo
Allison Pamela Bonilla Vásquez se encuentra desaparecida. Foto: OIJ para LN
Allison Pamela Bonilla Vásquez se encuentra desaparecida. Foto: OIJ para LN

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) suspendió la búsqueda de Allison Pamela Bonilla Vásquez, de 18 años, para enfocarse en analizar las informaciones confidenciales que ingresan sobre esa desaparición.

La información fue confirmada por la oficina de prensa de la Policía Judicial, luego de que este medio pidiera una actualización sobre las acciones que se ejecutan para dar con el paradero de la joven, perdida desde el 4 de marzo pasado en Ujarrás, Cartago.

En una última comunicación que ella tuvo con su novio, le aseguraba que dos “pintiticas” la venían persiguiendo.

Según indicó ese departamento, la Fuerza Pública sí se mantendrá en el lugar para revisar y, en caso de encontrar algún indicio importante, avisar a las autoridades judiciales.

En paralelo, los investigadores estudiarán la veracidad de los mensajes que han llegado a través de su línea confidencial: 800-8000-645.

Trascendió que entre lo que entrarán a estudiar, están las alertas que circulan en redes sociales que indican que la joven fue secuestrada para obligar a alguien cercano suyo a pagar una supuesta deuda.

“Ahorita se encargan de descartar la información falsa, para solo quedarse con las situaciones posibles que podrían haber causado esto”, puntualizó la oficina de prensa.

Trabajo fuerte

Desde que se supo de la desaparición de la muchacha, el OIJ fue constante en la búsqueda de algún rastro que llevara hasta la joven.

Sin embargo, pese a que se apoyaron en caninos expertos en seguir rastros y pese a que utilizaron drones para intentar ubicar alguna pista, la Policía Judicial no tuvo éxito.

En esas labores, los agentes no obtuvieron ni señales de Bonilla, ni información que les permitiera establecer el porqué de la desaparición.

Eduardo Fallas, subjefe del OIJ de Cartago, indicó ayer: “No sabemos nada del móvil”.

Lo que sí se conoce es que, policialmente, se manejan varias hipótesis, aunque ninguna es más fuerte que la otra.

La única que ha trascendido a la luz pública es la que brindó la familia, al revelar que ese miércoles 4 de marzo ella era perseguida por dos desconocidos, mientras caminaba hacia su casa por un trayecto oscuro y solitario, en Ujarrás de Cartago.

Sin embargo, si esto fue cierto, no se sabe porqué la estarían persiguiendo, ni mucho menos qué pretendían con secuestrarla.

De momento, las únicas pistas que tienen las autoridades son un video grabado desde una vivienda, en donde se observa a Allison caminar de forma apresurada a las 8:47 p. m. de ese miércoles, y unos anteojos encontrados en un callejón de Charrara de Cachí.

Video captó paso de colegial desaparecida en Cartago