Katherine Chaves R.. 21 febrero
El Juzgado Penal de Grecia dictó cuatro meses de prisión preventiva contra el sospechoso. Foto: Gesline Anrango
El Juzgado Penal de Grecia dictó cuatro meses de prisión preventiva contra el sospechoso. Foto: Gesline Anrango

Una mujer descubrió que su hija de 9 años había sido violada por su pareja, mediante un video encontrado en el teléfono que el mismo sospechoso le había regalado a la menor.

Con esta evidencia, la mujer interpuso la denuncia contra el que fuera su compañero sentimental, de apellidos Alan Alvarado. La Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género pidió su encarcelamiento, como medida cautelar.

La solicitud fue acogida por el Juzgado Penal de Grecia que dictó cuatro meses de prisión preventiva contra Alvarado, mientras avanzan las investigaciones.

Según indicó el Ministerio Público en un comunicado, los hechos comenzaron desde que la menor tenía 6 años y, al parecer, el último ataque sexual ocurrió en diciembre del 2019.

Las violaciones se dieron, supuestamente, en las distintas casas en las que habitó la pareja y la niña durante los últimos tres años, ubicadas en Puntarenas, Sarchí y Nicoya.

Se desconoce las circunstancias en las que se dieron las agresiones sexuales.

Lo que sí trascendió es que el padrastro le regaló a la niña un celular. La mamá revisó el celular y allí se encontró un video donde el imputado estaba cometiendo uno de los delitos.

Inmediatamente después, la mujer acudió a las autoridades, lo cual desencadenó la captura del sospechoso.

Este caso se tramita bajo el expediente 20-0000212-0331-PE.

Otro caso en Alajuela

Apenas el 13 de febrero pasado trascendió que un hombre y una mujer abusaron sexualmente de una niña de un año y ocho meses y grabaron las acciones en un teléfono celular.

Ese día, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó la captura de los sospechosos, una mujer de apellidos Centeno Castrillo, de 47 años, y un sujeto apellidado Morera Alfaro, de 39.

Según el boletín de prensa, a ellos se les persigue en Alajuela por los presuntos delitos de abuso sexual, producción y difusión de pornografía infantil y violación.

El hombre pudo abusar de la víctima gracias a que la mujer sospechosa es allegada a la familia de la menor y, en ocasiones, la cuidaba temporalmente.