Eillyn Jiménez B.. 5 julio
La sentencia en contra de Moya fue dictada en el Tribunal del Segundo Circuito Judicial de San José, en Calle Blancos de Goicoechea. Foto: Alonso Tenorio
La sentencia en contra de Moya fue dictada en el Tribunal del Segundo Circuito Judicial de San José, en Calle Blancos de Goicoechea. Foto: Alonso Tenorio

Un mensajero de 28 años fue condenado a prisión por 62 delitos de violación y 15 de abuso sexual en perjuicio de una niña.

Así lo determinó el Tribunal del Segundo Circuito Judicial de San José este viernes por la tarde, después de que Adrián Alonso Moya Cañas aceptó los hechos y se acogió a un procedimiento especial abreviado.

Según la Fiscalía, las pruebas aportadas permitieron comprobar los ilícitos y determinar que la sentencia equivalía a 680 años de cárcel; sin embargo, el hombre solo descontará 30, ya que varios de los hechos ocurrieron en un mismo momento.

“La condena por estos delitos, investigados dentro del expediente 18-024992-0175-PE, se readecuará a 30 años de cárcel por las reglas del concurso material”, precisó el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

De acuerdo con las autoridades, los hechos por los que se condenó a Moya ocurrieron entre el 2016 y 2017 en la casa en la que vivía la menor con su familia, ubicada en Calle Blancos.

Los datos recopilados durante la investigación permitieron establecer que el acusado no compartía domicilio con la niña, pero realizaba visitas constantes a la vivienda para cometer los delitos.

“La ofendida, quien para el momento de las agresiones sexuales tenía entre ocho y nueve años, contó lo sucedido a sus familiares, por lo que estos interpusieron la denuncia. A partir de eso se ordenó la detención del imputado”, informó la Fiscalía.

Moya permanecerá en prisión preventiva hasta que la sentencia quede en firme.