Carlos Arguedas C.. 15 febrero
El presidente de la Corte, Fernando Cruz, izq., procedió a la juramentación de Max Esquivel después de realizada la votación. Foto cortesía de prensa de la Corte
El presidente de la Corte, Fernando Cruz, izq., procedió a la juramentación de Max Esquivel después de realizada la votación. Foto cortesía de prensa de la Corte

Max Esquivel Faerron fue reelecto, este lunes, por la Corte Suprema de Justicia para un nuevo periodo de seis años como magistrado titular del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

La escogencia la hicieron de forma unánime los 21 magistrados presentes en la sesión de Corte Plena. Estaba ausente con permiso Nancy Hernández, de la Sala Constitucional.

Esquivel, quien se desempeñó como Defensor Adjunto de los Habitantes entre 2001 y 2006, sustituyó en junio del 2007 en el TSE a Óscar Fonseca Montoya, quien se había jubilado tres meses antes como magistrado.

Antes de entrar a la votación, Max Esquivel rindió un amplio informe de labores sobre lo desarrollado en el tribunal y, una vez electo, se procedió a su juramentación.

El proceso estuvo matizado por una discusión que protagonizaron los magistrados sobre sí la votación debía ser pública o secreta.

Julia Varela Araya, integrante de la Sala Segunda, presentó una moción para que la votación para reelegir a Esquivel se hiciera de manera pública, alegando que el Poder Judicial debe mantener transparencia y la importancia del cargo que se estaba eligiendo.

Sin embargo, Patricia Solano Castro, de la Sala Tercera, hizo ver que el tema de la votaciones secretas está previsto para discutirse en una próxima sesión y no era el momento oportuno de adelantar el tema, por lo cual Varela retiró su moción.

Desde el pasado 6 de febrero, el TSE pasó de tener tres magistrados titulares a cinco, conforme lo prevé la ley, a falta de un año para las elecciones nacionales.

Además de Esquivel, ese órgano está integrado por Luis Antonio Sobrado González (presidente) y Eugenia María Zamora Chavarría (vicepresidenta), como titulares.

Desde el 24 de agosto del año anterior, la Corte Plena había escogido a los magistrados suplentes Luz de los Ángeles Retana Chinchilla y Hugo Ernesto Picado León, para que se integraran como titulares.