Eillyn Jiménez B.. 6 enero
Ivannia Vallejo fue la primera en dar testimonio ante los jueces Guillermo Ampié (izquierda), Maureen Sancho y Guillermo Arce. Foto: José Cordero
Ivannia Vallejo fue la primera en dar testimonio ante los jueces Guillermo Ampié (izquierda), Maureen Sancho y Guillermo Arce. Foto: José Cordero

“Estaba alistando el almuerzo en Jacó y vi que me estaban llamando, era Marvin (Brenes Oviedo, el acusado), entonces contesté y lo único que me dijo fue: ‘Suegra, suegra, Andrea (Fernández Vallejo, la fallecida) no responde’.

“Mi esposo vio mi cara, preguntó qué pasaba, le conté y no dudó un segundo en decirme: ‘Llame al OIJ porque Marvin la mató’.

“Le pedí a la Virgen todo el camino (de Jacó a Heredia) que le diera una oportunidad porque ella estaba muy joven.

“Cuando llegamos al hospital entré, me topé un médico y me preguntó que si era la mamá de Andrea, cuando le respondí que sí, me dijo que tenía un 1% de esperanza de vida.

“Me dijo que si queríamos verla y cuando entramos ella estaba muy mal, tenía moretes por todas partes y de todos colores, estaba demasiado mal, tenía los pies fríos, le dije que luchara, pero no respondía.

“El doctor se acercó de nuevo y nos dijo que estaba con 1% de vida, entonces yo cambié el casete, Dios me iluminó y me di cuenta que no había nada que hacer.

“Me acerqué al oído y le dije ‘mi amor vaya tranquila, yo cuido de la bebé, vaya mi amor que usted no merece estar sufriendo tanto aquí’. Empezamos a hablar y cuando otro médico pasó nos dijo que ella ya estaba fallecida.

“Andrea tenía 20 años y el tiempo que conoció a Marvin fue para sufrir toda su vida, no se lo merecía.

“Si no la quería, ¿por qué la seguía buscando?, ¿por qué no me la dejó?, ¿por qué la mató?, ¿por qué la maltrató?, ¿por qué la humilló?, ¿por qué le bajaba el autoestima?

“La muerte de Andrea fue lo peor de nuestra vida, tuve que despedirme de mi hija, ella era muy pegada a mí”.

Todo este relato forma parte del testimonio de Ivannia María Vallejo Briceño, madre de Miriam Andrea Fernández Vallejo, quien fue asfixiada el 29 de marzo del 2018 en San Francisco de San Isidro, Heredia.

Doña Ivannia fue la primera en declarar ante los jueces Maureen Sancho González, Guillermo Ampié Bonilla y Guillermo Arce Arias en el nuevo debate por el feminicidio de la joven, quien tenía 20 años cuando ocurrieron los hechos.

Al tiempo que la mujer testificaba, en la sala 4 de los Tribunales de Heredia, por momentos entre lágrimas, el sospechoso del crimen, un publicista de apellidos Brenes Oviedo, de 25 años, tomaba notas, conversaba con su defensor, Sergio Gamboa Vargas, y se mostraba sereno.

Vallejo manifestó que lo que único que espera del juicio es justicia para su hija, quien comenzó a sufrir agresiones poco después de casarse.

La madre de la víctima contó que la pareja se conoció por medio de la mensajería de Facebook y poco después comenzaron su noviazgo.

A los meses, Andrea quedó embarazada y aunque ella inicialmente no quería casarse, finalmente accedió. Los primeros meses de convivencia fueron en un cuarto de la casa de los padres de ella, ya que no contaban con recursos suficientes para alquilar un apartamento.

Fue así como la familia de la joven se enteró de los maltratos, los cuales se daban pese a que la muchacha estaba en etapa de gestación.

“Él (Brenes) le decía que era una necia con la vomitadera, que le daba asco, que se quitara (...).

“Luego de tres meses viviendo en nuestra casa, él se fue, la abandonó y ella quedó triste, por lo que durante el resto del embarazo yo la acompañé.

“A Andrea le salió en una cita que tenía el virus del papiloma, por lo que tuvieron que quemarle las verrugas”, narró Ivannia Vallejo.

(Video) Madre de Andrea Fernández cuenta cómo se enteró del femicidio de su hija

Nuevo contacto

Recordó que para el té de canastilla de la bebé, la familia de Brenes y él, quien descuenta prisión preventiva en la cárcel de San Sebastián, se acercaron de nuevo.

Incluso, fue él quien estuvo en el parto de la niña.

En Navidad del 2017, cuando el hombre pretendía entregarle un regalo a la menor, hubo una nueva discusión.

Vallejo mencionó que escuchó bulla y a su hija llamando, por lo que al bajar de su cuarto, que está en una planta alta, vio gotas de sangre en el piso y a la muchacha despeinada.

“Ella dijo que Marvin (Brenes) la golpeó y que tuvo que agarrar el adorno de la Santa Cena para pegarle por la frente y que él la soltara. Volví a ver el piso y las extensiones (de cabello) que ella usaba estaban en el suelo.

“Él se fue y se llevó las llaves, nos dejó encerrados, tuvimos que abrir por la cochera cuando llegó la Policía y la Cruz Roja.

“A ella la llevamos al hospital y ese día el doctor le dijo que tenía que dejar a ese hombre”, explicó doña Ivannia.

La madre de la muchacha aseguró que acudieron a poner las denuncias de pensión y violencia doméstica; sin embargo, poco después, sin que ella se enterara, Andrea le quitó la pensión y el Juzgado desestimó la petición de medidas de protección.

Después de una de las audiencias a las que asistieron, la muchacha le dijo a su mamá que Brenes quería conversar y este le manifiesta que quiere hacer las cosas bien e intentar nuevamente formar una familia.

El 18 de marzo del 2018, Fernández se fue con Brenes a una cabaña en San Francisco de San Isidro de Heredia, donde vivían junto a la hija de ambos, quien para ese momento tenía nueve meses.

Once días después, el 27 de marzo de ese año, doña Ivannia y su esposo, Dowglas Nilson Fernández Aguilar, acuden a la cabaña luego de una llamada de Brenes, quien les dijo que la muchacha quiso tomarse unas pastillas.

Ella lo desmintió y afirmó que nunca dejaría sola a la niña.

Pese a que le insistieron a Andrea para que se fuera con ellos a Jacó o, al menos, que se quedara en la casa de ellos, en Santo Domingo de Heredia, la joven les dijo que estuvieran tranquilos.

Dos días después, el 29 de marzo del 2018, ingresó la llamada que los hizo recorrer 95 kilómetros, entre Jacó y el Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, para despedirse de su hija.

El juicio por la muerte de Miriam Andrea Fernández Vallejo está programado hasta el próximo 24 de enero y se prevé que en este declaren en total 34 testigos.

Este es el segundo contradictorio, ya que el primero fue anulado el 20 de noviembre por la enfermedad de una jueza.

Un publicista de 25 años, de apellidos Brenes Oviedo (camisa azul de rallas), figura como sospechosos del feminicidio de Andrea Fernández Vallejo. En el primer día del juicio conversó constantemente con su abogado, Sergio Gamboa. Foto: José Cordero
Un publicista de 25 años, de apellidos Brenes Oviedo (camisa azul de rallas), figura como sospechosos del feminicidio de Andrea Fernández Vallejo. En el primer día del juicio conversó constantemente con su abogado, Sergio Gamboa. Foto: José Cordero

Información actualizada a las 6:51 p. m. con más declaraciones.