Hugo Solano C.. 19 noviembre
Danna Batista fue declarada responsable de dos delitos de homicidio calificado en perjuicio de sus dos hijos. La acompaña su abogado Fabricio González Herra. Foto: Alonso Tenorio.
Danna Batista fue declarada responsable de dos delitos de homicidio calificado en perjuicio de sus dos hijos. La acompaña su abogado Fabricio González Herra. Foto: Alonso Tenorio.

Danna Batista Milian, de 29 años, fue declarada culpable de provocar un incendio para matar a sus dos hijos el 26 de abril del 2018, dentro de una vivienda en San Francisco de Dos Ríos.

En la justificación de la condena, el juez Aisen Herrera López afirmó que la mujer llevó a la casa gasolina, aunque ella nunca lo reconoció en el debate.

Según el testimonio de Batista, estuvo con los niños (de 10 y 8 años) antes de que se durmieran y en ningún momento dijo haber percibido la gasolina, pese a su olor fuerte y penetrante y a pesar de que ese fue el combustible usado para quemar el aposento.

Al Tribunal le llamó poderosamente la atención el hecho de que la mujer, en sus declaraciones, nunca explicó porqué ese hidrocarburo estaba presente en la casa.

El juez también dejó claro que a la llegada de los bomberos a la vivienda, unos 200 metros al sur de la iglesia de San Francisco, ella no presentaba ninguna lesión causada por el fuego.

Otro de los aspectos que el Tribunal tomó en cuenta para condenarla es que se trata de una graduada universitaria, licenciada en Administración de Empresas, lo que le permitía tener conocimiento general de lo que es ilícito, como por ejemplo darle muerte a otra persona.

“Usted superaba el conocimiento general. Usted es una persona que ha realizado estudios más allá de los básicos que puede tener cualquier persona”, dijo Herrera, quien añadió que debió, como madre, “darle protección a los hijos y no fue así”, manifestó Herrera.

La imputada escuchó con serenidad la decisión de los jueces cuando la declararon autora responsable de los dos homicidios.

Tampoco se inmutó al oír al juez decir que su hijo menor gritaba “¡Mami, mami, se quema!” pidiendo auxilio en reiteradas ocasiones durante el incendio de aquella madrugada, según el relato de varios vecinos que los oyeron.

Fue hasta que entraron al apartamento en llamas cuando pudieron abrir la puerta y vieron que ya no había nada que hacer, pues lo ocurrido era devastador.

Ciencia y entorno la hundieron

Danna Batista, administradora de empresas, incendió el cuarto donde dormían sus dos hijos, concluyó el Tribunal Penal de San José. Los fallecidos fueron una niña de 10 años y un varón de 8.

FUENTE: JUEZ AISEN HERRERA Y SENTENCIA 1301-2019    || C.F. / LA NACIÓN.

Alejandra Arce, representante de la Fiscalía, se mostró satisfecha con el fallo al decir que se logró demostrar que la madre fue responsable de los homicidios.

Arce detalló que el día del incendio, después de determinarse la muerte de los niños, la madre tenía los signos vitales estables y se mantenía viendo videos en el celular, mientras que la abuela de los niños llegó a la escena y lloraba, a lo que Danna le dijo: “Deje de hacer el papel”.

Agregó que a partir de la intervención de psiquiatría forense en el proceso judicial hubo un antes y un después.

“Antes ella quería manipular, como lo hizo ver el Tribunal, y fingir un estado de inimputabilidad que fue descartado. Al día siguiente de eso, ella tomó otra actitud, pidió copia del expediente y empezó a tener una participación muy activa”, indicó.

Batista declaró en el juicio que poco antes del incendio fue a una licorera y dejó a los hijos durmiendo, mientras iba a comprar insumos para fumar marihuana, pero el Tribunal halló contradicciones y no validó esa declaración.

“¿Qué puedo esperar de una persona que sin más interés que acabar con la vida de sus hijos, hace lo que hizo ese día? ¿Cómo llegó gasolina a los cuerpos de los menores?”, cuestionó Arce.

Recordó al testigo Alejandro Chow, un vecino que pudo entrar a la casa cuando ya nada se podía hacer. “Danna pudo salvar a los niños y no actuó. Ni siquiera sintió arrepentimiento cuando se inició el fuego”, agregó la representante del Ministerio Público.

“Por las razones que ella tuviera, planeó ese acto y lo planeó tanto que cuando la sientan en el banquillo de los acusados y es sometida a un proceso penal alega algún tipo de demencia o enfermedad mental”, dijo Arce.

(Video) Por unanimidad Tribunal condena a madre que mató a niños de 8 y 10 años

Sentencia en dos pasos

Por un acuerdo entre las partes, la pena será dada a conocer el próximo 26 de noviembre, a las 8 a. m., manifestó el juez Aisen Herrera López, quien estuvo acompañado del juez que presidió el debate, William Serrano Baby y su colega Freddy Arias Robles.

La normativa vigente establece penas de cárcel más altas en casos como este, donde la muerte es causada justamente por quien tiene a cargo la custodia de las víctimas.

El inciso 3 del artículo 112 del Código Penal establece entre los 20 y 35 años de prisión cuando la víctima sea una persona menor de doce años, por lo que el monto total que solicitará la Fiscalía podría superar los 35 años de cárcel.

Como las muertes ocurrieron en un mismo incendio, cabe la figura jurídica del concurso ideal, por lo que no se suman automáticamente los montos que solicite la Fiscalía por cada homicidio, sino que hay una adecuación.

La fiscal Alejandra Arce se prepara ahora para argumentar en una audiencia el monto de la pena que solicitará al Tribunal en razón de la condenatoria de este martes.

Danna abandonó la sala de juicios esposada y con custodia policial a eso de las 8:20 a. m., hora en que la esperaba el vehículo para trasladarla a la cárcel y luego la llevarían a una cita al Hospital Calderón Guardia, por un problema en la cadera. Foto: Alonso Tenorio
Danna abandonó la sala de juicios esposada y con custodia policial a eso de las 8:20 a. m., hora en que la esperaba el vehículo para trasladarla a la cárcel y luego la llevarían a una cita al Hospital Calderón Guardia, por un problema en la cadera. Foto: Alonso Tenorio
Víctimas indefensas

La semana pasada otra mujer, abuela de una niña de cuatro años, fue declarada responsable de los delitos de tentativa de homicidio agravada y retención agravada, por lo que descontará 27 años de cárcel.

En su caso, se comprobó que la niña fue quemada con cigarrillos, la golpeaban y la dejaban sin comer, a tal punto que fue encontrada desnutrida y con pérdida severa de cabello.