Eillyn Jiménez B.. Hace 3 días
Bolaños fue arrestado el 4 de noviembre del 2017 en Atenas. Foto: Archivo/ José Cordero
Bolaños fue arrestado el 4 de noviembre del 2017 en Atenas. Foto: Archivo/ José Cordero

El próximo viernes 6 de diciembre, a las 9 a. m., una jueza definirá si el importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños Rojas permanece con arresto domiciliario y tobillera electrónica o regresa a prisión preventiva.

Así lo dio a conocer el abogado del empresario, Fernando Vargas Zeledón, quien aseguró que este martes, durante una audiencia, tanto el Ministerio Público como la defensa expusieron sus puntos de vista.

Según el jurista, la Fiscalía pidió que Bolaños regrese a prisión preventiva, al tiempo que ellos se opusieron.

"La Fiscalía solo tiene un argumento y es que en todos estos días de monitoreo electrónico solo se falló en una única ocasión, y por cuatro horas. Ellos aducen que el aparato se descargó y eso es responsabilidad de Juan Carlos Bolaños (...). Se le persigue en forma desmedida en vísperas de Navidad.

”Ante ese panorama, nosotros nos opusimos indicando que se trata de un abuso de poder y que es algo totalmente desproporcionado porque Juan Carlos Bolaños ha enviado más de 10 correos a monitoreo exponiendo que el aparato se descarga más rápido de lo normal y que hay problemas con la batería.

”A él le han cambiado en cinco ocasiones el aparato, y el día que falló la batería se la habían dado el día anterior, porque la que tenía estaba mala”, explicó Vargas.

Agregó que la batería de su cliente no deja de vibrar y eso ha hecho que requiera una valoración psicológica.

Este medio consultó a la Fiscalía sobre la audiencia, pero indicaron, por medio de su oficina de prensa, que cuando finalizara comunicarían lo correspondiente.

El caso

A finales de abril, Bolaños, de 39 años, tuvo una modificación en sus medidas cautelares, efectivas a partir del 3 de mayo anterior.

Al empresario se le impuso arresto domiciliario, uso de una tobillera electrónica, impedimento de salida del país, entrega del pasaporte, vigilancia de Fuerza Pública y prohibición para comunicarse con testigos de la causa y funcionarios del Banco de Costa Rica (BCR).

En aquella ocasión, también se le impuso pagar una fianza (caución real) con dos cédulas hipotecarias; es decir, puso a responder propiedades.

Juan Carlos Bolaños fue capturado a las 4 a. m. del 3 de noviembre del 2017, en vía pública en Atenas, Alajuela, cuando se trasladaba a alta velocidad en un vehículo Land Rover.

Al empresario se le investiga por los supuestos delitos de peculado, tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito.