Carlos Láscarez S., Keyna Calderón, Corresponsal GN. 21 enero

El Ministerio Público solicitó este lunes una pena de 30 años de prisión contra dos hombres apellidados Berrios y Varela, acusados del asesinato de Flor Mayela Angulo Rosales (27), ocurrido el 11 de noviembre del 2017, en barrio San Rafael de San Vicente de La Unión, Cartago.

Contra ambos también se pidió 25 años de cárcel por un delito de tentativa de homicidio, en perjuicio de un hombre apellidado Bolaños López (25), quien llegó a dejar en un vehículo a Angulo hasta su casa luego de que departieron en un bar.

Varios familiares de Flor Mayela Angulo escucharon con atención la acusación de la Fiscalía. Foto: Keyna Calderón
Varios familiares de Flor Mayela Angulo escucharon con atención la acusación de la Fiscalía. Foto: Keyna Calderón

Al parecer este se habría negado a pagar un ‘peaje ilegal’ a dos sujetos que viajaban en motocicleta y que dispararon contra el carro que conducía. Uno de los disparos impactó a la mujer, quien viajaba en el asiento del acompañante.

El fiscal Ronald Segura Mena, manifestó que ni la víctima ni la ofendida realizaban alguna conducta que los pusiera en ese riesgo; sino que se trató de dos personas que estaban llegando a su casa, después de compartir en un bar, actividad que no les generaba ningún riesgo.

“Hechos como estos afectan la convivencia en estos barrios, afectan la seguridad de las persona y la economía, ya que ninguna empresa quiere establecerse en estos lugares. Ni siquiera la Policía tiene la tranquilidad de entrar a estos barrios, porque son atacados con piedras y disparos”, manifestó el fiscal.

“El daño causado es irreparable para los dos hijos, porque se les dejó sin su madre, se destruyó una familia y se afectó el bien jurídico más importante, como lo es la vida. En el caso de la tentativa de homicidio contra Bolaños, es un milagro que esté vivo, pese a que tiene una gran cantidad de secuelas que sufre a nivel emocional y físicas como dolores en el brazo izquierdo y en la cabeza”, explicó Segura.

Los dos acusados fueron celosamente vigilados por agentes judiciales durante el traslado a la sala de juicio. Foto: Keyna Calderón
Los dos acusados fueron celosamente vigilados por agentes judiciales durante el traslado a la sala de juicio. Foto: Keyna Calderón

Pilar Guillén , abogada defensora de Berrios, solicitó la absolutoria de su cliente e inmediata libertad, ya que considera que no existen elementos probatorios que lo involucren con la acusación. Añadió que este presentó de manera voluntaria, al enterarse de que era buscado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Agregó que este suma 14 meses en prisión preventiva.

Adrián Alpizar, defensor de Varela también solicitó la absolución, al considerar que el reconocimiento físico realizado por Bolaños, no coincide con su cliente.

Los dos acusados se abstuvieron de declarar durante el segundo día de debate, que se realiza en la sala 1 de los Tribunales de Cartago.

El Por Tanto está previsto para este martes a la 1:30 p.m. El Tribunal es integrado por los jueces Magaly Uribe Rivera (preside), Ricardo Alvarado Calderón y Allan Pérez Arce.

Rafael Ávalos Acevedo, esposo de la víctima, expresó que tras el crimen quedó a cargo de sus dos hijos, por lo que ahora es padre y madre a la vez.

“Quiero que se haga justicia sincera porque yo no vengo a testificar y a buscar culpables. Lo único que estoy buscando es la justicia hacia la muerte de mi esposa para que no quede impune. Hay muchas pruebas contundentes, hicieron una injusticia con una persona que no se merecía", relató ante el tribunal.