Eillyn Jiménez B.. 28 agosto, 2019
El juez Víctor Cruz López le pidió a Calvo brindar sus datos personales. Ella se abstuvo de declarar. Foto: José Cordero
El juez Víctor Cruz López le pidió a Calvo brindar sus datos personales. Ella se abstuvo de declarar. Foto: José Cordero

La mamá de Yerelin Guzmán Calvo “desprotegió a sus hijos y los expuso al peligro”, al permitir el acercamiento de un familiar que consumía drogas, alcohol y, además, observaba pornografía infantil.

Así lo manifestó la Fiscalía este miércoles, en el arranque del juicio contra Hellen Alejandra Calvo Bolaños por el delito de incumplimiento de la patria potestad.

Yerelin desapareció de su casa, en Santo Domingo de Heredia, el 11 julio del 2014 y desde entonces su paradero se desconoce.

Un año después, Alejandro Guzmán Argüello, un primo del padre de la niña, fue condenado a 25 años de prisión por los delitos de abuso sexual y sustracción de menor.

Según la institución, el papá de Yerelin trabajaba lejos de la casa durante jornadas de 12 horas, por lo que le había advertido a su esposa del riesgo existente al permitir que Guzmán tuviese contacto con los menores.

"Se sospecha que la mujer le permitía a Guzmán ingresar sin restricciones a la vivienda, a pesar de que el padre de la ofendida lo prohibió. Incluso, se presume que, pese la disposición del esposo de Calvo, la mujer le habría permitido al hombre ir a dejar y recoger a los niños a la escuela, también lo dejaba llevarlos a la pulpería y quedarse solo con los menores mientras ella salía.

“Todo esto ocurría aún cuando la imputada sabía que el hombre consumía licor, droga y observaba pornografía infantil; por ello había sido advertida por su marido”, precisó el Ministerio Público en un correo electrónico ante consultas de La Nación.

Las autoridades también presumen que ella permitió “que Guzmán trasladara a Yerelin a un pasillo que dividía la casa de la víctima con la de los abuelos paternos y abusó sexualmente de la menor”.

El fiscal a cargo del caso, Óscar Serrano, afirmó que la mujer es acusada por “descuido y falta de protección", así como por no ejercer la patria potestad como se debe.

Durante el debate, que se realiza en la sala 7 de los Tribunales de Heredia, el juez Víctor Cruz López escuchó el testimonio de dos vecinas de la familia Guzmán Calvo, quienes manifestaron que Calvo trataba mal a sus hijos y, en ocasiones, los agredía.

Carmen Brenes, una de las personas que testificó, aseguró que cuando iban a la pulpería la imputada prefería comprarse cosas para ella y agregó que le daba mejor comida a los traileros que a los pequeños.

Se prevé que este jueves se reciba el testimonio de otro testigo y se revise la prueba documental, para luego proceder con las conclusiones de las partes.

El delito por el que se acusa a Calvo es castigado con penas de seis meses hasta dos años de prisión, según el artículo 188 del Código Penal.

Primo condenado

Alejandro Guzmán fue condenado a 25 años de prisión por los delitos de abuso sexual y sustracción de menor en perjuicio de Yerelin, quien desapareció de su casa, en Santo Domingo de Heredia, el 11 julio del 2014.

Según dijeron los jueces en el 2015, cuando se dictó sentencia contra el hombre, el relato que brindaron los hermanitos de la niña tuvo un peso importante a la hora de declarar culpable al primo. Esto porque los menores aseguraron que el día de la desaparición, él estaba con la niña.

Ese testimonio se vino a sostener aún más con el que brindó un amigo del acusado y la dirigente comunal del barrio San Martín, en Santo Domingo de Heredia.

Hasta la fecha el paradero de la niña, quien para el momento de los hechos tenía 6 años, es incierto.