Katherine Chaves R.. 21 febrero, 2019

La Fiscalía Adjunta contra la Legitimación de Capitales allanó las oficinas centrales del banco Scotiabank, en Sabana norte, por el caso del expresidente de Perú, Alejandro Toledo Manrique.

La investigación está relacionada con los $20 millones que ingresaron a cuentas de esa entidad bancaria en Costa Rica y que habrían provenido de un supuesto soborno de la constructora brasileña Odebrecht. Dicha causa se tramita bajo el expediente 13-000051-0618-PE.

El objetivo de estas acciones judiciales es ubicar información relacionada con el procedimiento establecido para la emisión de los certificados de depósito desmaterializados denominados “Scotiaflex”, así como sobre el trámite a seguir para la aprobación de préstamos con garantía en los títulos “Scotiaflex”; documentación relevante para el desarrollo de la investigación.

El Ministerio Público indicó que tuvo que allanar ante la reiterada negativa del Banco a entregar la información.

“Se solicitaron esos datos en cuatro oportunidades durante el 2018, específicamente en los meses de mayo, junio, julio y diciembre; sin embargo, el Banco se negó a facilitarla. La solicitud se planteó una quinta vez en el pasado mes de enero, no obstante, la entidad envió información que no correspondía con lo que en reiteradas ocasiones se había solicitado”, se lee en el comunicado enviado por Fiscalía.

En este caso, el ente acusador investiga si se cometieron los supuestos delitos de legitimación de capitales, tráfico de influencias, peculado, delitos tributarios y falsificación de documentos públicos.

Durante tres años y cinco meses, la causa estuvo frenada porque el Ministerio Público consideró que las personas que figuraban en ese expediente también eran investigadas por los mismos hechos en Perú y que, en la causa, no figuraban costarricenses.

Empero, el 14 de noviembre del 2017, la fiscala general, Emilia Navas Aparicio, ordenó la reapertura de la causa al indicar que requería de mayor análisis y de otras diligencias de investigación que se habían omitido en su momento.

En ese expediente, además del expresidente Toledo, figuran como imputados su suegra, Eva Rosa Fernenbug; el encargado de seguridad durante su gobierno, Avraham Dan On; y el hermano de este, Shai Dan On, así como el empresario Josef Arieh Maiman.