Por: Carlos Hernández.   12 junio
El Tribunal de Juicio estuvo integrado por Karina Rodriguez, Rodrigo Monge, quien presidió, y Lorna Quirós. El agente judicial solicitó que no se captara su imagen. Fotografía: Carlos Hernández
El Tribunal de Juicio estuvo integrado por Karina Rodriguez, Rodrigo Monge, quien presidió, y Lorna Quirós. El agente judicial solicitó que no se captara su imagen. Fotografía: Carlos Hernández

San Carlos. Un agente de la unidad antidrogas de la delegación del OIJ de
San Carlos, Alejandro Magno Hidalgo Rodríguez, fue condenado la tarde de este martes por los delitos de revelación de secretos y favorecimiento personal.

La sentencia de tres años de prisión fue dictada por el Tribunal Penal sancarleño, que le otorgó a Hidalgo el beneficio de ejecución de la pena, mediante el cual permanecerá en libertad, pero a prueba.

Hidalgo, de 50 años, fue detenido en marzo de 2016 por filtrar información sobre operativos policiales a una mujer de apellido Rivera, quien aparentemente estaba vinculada a organizaciones dedicadas al narcomenudeo en el cantón alajuelense.

Desde entonces, Hidalgo permanece suspendido y sin goce de salario. Él había ingresado a laborar al OIJ en 1995 y en los anteriores nueve años, previos a la captura, se habían desempeñado como jefe de la unidad antidrogas.

Rodrigo Monge, presidente del Tribunal de juicio, explicó, al dar a conocer el fallo, que el policía "había roto la línea de conducta" que debe tener todo investigador y divulgó información sobre dónde se realizaban operativos, además de otras acciones de la Policía.

Al parecer, el agente conocía a la mujer, conocida como la Chepa, desde hacía unos seis años. Ella, incluso, figuró como informante, aunque luego el papel se revirtió.

La mujer fue detenida en otro operativo junto a más de 20 personas más; sin embargo, en la actualidad se encuentra en libertad pero con tobillera electrónica.

Según el artículo 293 del Código Penal, se castiga con prisión de uno a seis años a quien "revele secretos de Estado debidamente decretados relativos a la seguridad interna o externa de la nación, la defensa de la soberanía nacional o las relaciones exteriores de la Republica".

Entre tanto, el favorecimiento personal lo comete quien ayuda a otro a eludir investigaciones u omita denunciar el hecho aunque esté obligado. La sanción es de seis meses a cuatro años.

Hidalgo fue absuelto de los delitos de legitimación de capital y favorecimiento real. Este último consiste en ayudar a alguien a desaparecer u ocultar rastro o instrumentos de un delito, o asegurar que ese se produzca.

Nota del editor: Esta información fue corregida el 14 de junio a las 10:10 a. m. ante aclaración del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de que Hidalgo no ocupaba ninguna jefatura.