Eillyn Jiménez B.. 20 noviembre
Los jueces Hanzel Araya (centro) y Juan Carlos Morales anunciaron que el debate por el feminicidio de Andrea Fernández tuvo que anularse por un problema de salud de su compañera Krissia Campos. Para reanudar el juicio debe conformarse un nuevo tribunal, Foto: Alonso Tenorio
Los jueces Hanzel Araya (centro) y Juan Carlos Morales anunciaron que el debate por el feminicidio de Andrea Fernández tuvo que anularse por un problema de salud de su compañera Krissia Campos. Para reanudar el juicio debe conformarse un nuevo tribunal, Foto: Alonso Tenorio

Un problema de salud que sufrió la jueza Krissia Campos Chacón derivó en la anulación del juicio que se desarrollaba por el feminicidio de Miriam Andrea Fernández Vallejo, asesinada el 29 de marzo del 2018 en San Isidro de San Francisco de Heredia.

Así lo dieron a conocer los jueces Hanzel Araya Morales (quien presidió) y Juan Carlos Morales Jiménez, quienes luego de analizar los argumentos de las partes optaron por inhibirse de continuar a cargo del debate.

"Hemos tomado la decisión de proceder a inhibirnos, debido a que hemos escuchado la pieza acusatoria, la narración de los hechos, la querella y hemos tenido la posibilidad de escuchar a dos testigos, esas circunstancias derivan en inhibirnos para evitar la posibilidad de discusiones a futuro.

“Aunque nadie sabe cuál es el destino final de este debate, hay un deber de imparcialidad absoluta”, explicó Araya.

Con esa decisión, deberá conformarse un nuevo tribunal para comenzar de nuevo el contradictorio, en el cual hay 30 testigos ofrecidos.

Araya detalló que, por alguna razón, de los 13 jueces del Tribunal Penal de Heredia, cinco se inhibieron antes del juicio y, con ellos tres, ya son ocho menos que pueden ser tomados en cuenta para dirigir el debate.

Destacó que ante la petición del abogado Jorge Rodríguez Bonilla, representante legal de la familia de Fernández, de que se conforme un tribunal con cuatro juzgadores, debe enviarse una nota al Consejo Superior del Poder Judicial, para que sea allí donde se determine si es o no viable.

“Entendemos la relevancia de este proceso y la intención es señalarlo lo más rápido posible, pero el nombramiento de un cuarto juez concierne al Consejo Superior (...).

"Además, ofrecemos una disculpa a las partes porque a pesar del esfuerzo para cumplir con el debate, se registró una situación de salud importante de la licenciada Chacón”, afirmó.

Inicialmente, Araya y Morales optaron por no inhibirse, pero tras escuchar a la fiscala, Patricia Núñez Alvarado; a la abogada querellante, Raquel Castellón Shible, y al representante de la acción civil, Jorge Rodríguez Bonilla, cambiaron de criterio.

Sergio Gamboa Vargas, defensor del acusado Brenes Oviedo, fue el único que consideró que no había ningún inconveniente con que los dos jueces restantes continuaran formando parte del tribunal y se nombrara a un sustituto, al considerar que no existió hasta este miércoles una resolución de fondo.

Añadió que la hipótesis de la Fiscalía y los abogados de la familia de la víctima, de que luego se presente una apelación por la anulación del juicio y la integración de un nuevo tribunal con Araya y Morales, es solo una presunción, ya que ni siquiera se ha tomado una determinación con respecto a su representado.