Vanessa Loaiza N.. 9 julio
La sentencia se dictó en los Tribunales de Justicia de Nicoya, Guanacaste. Foto Alonso Tenorio
La sentencia se dictó en los Tribunales de Justicia de Nicoya, Guanacaste. Foto Alonso Tenorio

Dos individuos descontarán 25 años de cárcel, cada uno, por maniatar y asesinar en setiembre del 2019 a Jorge Campos Rodríguez, un cuidador de finca a quien, al parecer, solo le robaron un celular.

Los sentenciados, según informó la Fiscalía, son Jason David Medina Aguilar y Erick Arturo Solís Jiménez.

A ellos, el Tribunal Penal de Nicoya, Guanacaste, los encontró culpables por los delitos de homicidio y robo calificado.

Según quedó demostrado en el debate, los hechos que se les imputan ocurrieron el 4 de setiembre del año pasado en horas de la madrugada, cuando ambos ingresaron a la casa de la víctima, de 63 años, con la intención de robar sus bienes.

“Una vez en la vivienda, en Pueblo Viejo de Nicoya, los imputados forzaron una puerta y posteriormente atacaron al ofendido, golpeándolo en reiteradas ocasiones; luego, supuestamente, lo ataron de pies y manos y le cubrieron la cabeza con una funda de tela, lo que, presuntamente, le ocasionó la muerte.

“Se cree que, tras el ataque, los sospechosos se apoderaron de una celular propiedad de la víctima y huyeron del lugar”, agregó el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

La investigación por estos hechos se desarrolló dentro del expediente 19-001064-069-PE y, mientras la sentencia queda en firme, Medina y Solís permanecerán en prisión preventiva.

Hallazgo

El cadáver de Campos Rodríguez fue localizado por un vecino, quien estuvo llamándolo y no obtuvo respuesta.

El lugareño ingresó al pequeño aposento donde habitaba la víctima y fue ahí cuando observó el cuerpo tendido en la cama, atado de pies y manos, por lo que alertó a las autoridades.

Desde hace varios años Campos cuidaba la finca en la que estaba el cuarto donde lo mataron. El hombre también se dedicaba al comercio de madera.