Judiciales

‘Culparon a mi papá para evitar manchar a la Policía’, hombre critica cierre de pesquisa por mortal choque en Cartago

Fiscalía exculpó al oficial de Fuerza Pública al concluir que el chofer del auto particular irrespetó las señales de tránsito, provocando no solo su muerte, sino la de seis familiares suyos

“Nuestro sentir como familia es que las autoridades quisieron tapar todo para que la Fuerza Pública no saliera manchada. Culparon a mi papá para evitar manchar a la Policía, prefirieron hacer ver que él mató a toda su familia, cuando se sabe que no fue así.

“En resumen, quisimos que se demostrara que mi padre nunca hizo nada indebido y pasó todo lo contrario: le echaron la culpa a él”.

Con esas palabras, Jorge Delgado Segura criticó que la Fiscalía Adjunta de Cartago cerrara el caso en que se investigaba el accidente en el que murieron siete familiares suyos, incluido su padre, en Caballo Blanco de Cartago.

La colisión se dio la noche del 16 de setiembre, cuando Rafael Delgado Miranda colisionó la buseta que conducía contra una patrulla de la Fuerza Pública. La escena posterior fue demoledora: Delgado, tres de sus hijas y tres de sus nietos (menores de edad) murieron a causa del fuerte impacto.

El repudio de Delgado se debe, sobre todo, a que, una vez que ocurrió el accidente, una de las teorías fuertes era que el conductor de la patrulla, cuya identidad nunca trascendió a la luz pública, había provocado el choque porque supuestamente viajaba con exceso de velocidad, sin luces ni sirena.

Sin embargo, el hombre aseguró que, sin tener mayores explicaciones, hace menos de un mes la Fiscalía exculpó por completo al oficial y, por el contrario, concluyó que fue don Rafael Delgado quien tuvo la culpa.

“Las diligencias investigativas realizadas por el OIJ permitieron descartar que el oficial de Fuerza Pública, quien conducía la patrulla, tuviera alguna responsabilidad en el accidente, ya que él llevaba la vía y no le era previsible ni evitable que el otro carro (manejado por Delgado) omitiera el deber de cuidado, tras el irrespeto de las señales de tránsito que se ubican en el lugar”, indicó el Ministerio Público ante una consulta de La Nación.

Por ello, ante la muerte de Delgado, la Fiscalía señaló que pidió al Juzgado Penal de la zona que dicte un sobreseimiento definitivo en la causa.

“El expediente fue remitido al Juzgado Penal. Sin embargo, debido a que un familiar de las personas fallecidas solicitó que se le incluyera como parte, la causa fue devuelta al Ministerio Público, donde se le pondrá en conocimiento del expediente y, posteriormente, se enviará nuevamente con la solicitud de sobreseimiento definitivo”, dice el correo electrónico enviado por el ente acusador.

Sin tomar en cuenta testimonios

Aseguró que los sentimientos que lo embargan a él y a su familia oscilan entre la ira, el asombro y la decepción, sobre todo porque, al parecer, la decisión fiscal se basó en lo dicho por un conductor de una plataforma de transporte digital, quien dijo que la vía la tenía la patrulla.

“En el expediente, dicen que los policías tenían el semáforo en verde y con eso olvidaron la excesiva velocidad a la que venían, que no llevaban sirenas ni luces (...). Todo fue porque un conductor de Uber se presentó voluntariamente y testificó que el semáforo estaba en verde. Esa palabra bastó para traerse abajo todo lo demás.

“Nosotros teníamos videos de varios negocios donde se veía todo lo que le comento, estaba el testimonio de mi hermano que venía detrás de mi papá cuando ocurrió el choque y nada de eso fue tomado en cuenta”, apuntó el familiar.

Pero, más allá de la decisión fiscal, la molestia de Jorge y su familia se debe a la forma en que se manejó este caso.

Según dijo, pese a que ellos estuvieron siempre pendientes del avance penal, “ni siquiera nos notificaron del cierre, ni de nada”.

Contó que hace un mes aproximadamente, el abogado de la familia preguntó al Ministerio Público por el expediente y fue cuando le indicaron que estaban a punto de resolver.

“Luego nos enteramos de que poco tiempo después de aquella llamada, la Fiscalía notificó a la expareja de mi papá, con quien, pese a seguir casados, él no convivía desde el 2014. Supuestamente ella les dijo a los de la Fiscalía que no tenía nada que ver con mi papá y por eso preguntó si nos habían dicho algo a nosotros y le dijeron que sí, cuando no es cierto.

“Nuestra relación con ella no existe. Entonces, por eso nos dimos cuenta mucho tiempo después de esa resolución, pese a que mi hermano Rafael perdió no solo a su papá, sino a sus dos hijos en ese accidente”.

‘No sé cómo lo hemos sobrellevado’

Nueve meses han pasado desde que ocurrió ese fatídico accidente en Caballo Blanco y Jorge Delgado aseguró que aún no sabe cómo han logrado sobrellevar las siete pérdidas.

Principalmente, la familia está enfocada en ayudar a dos de los hijos de don Rafael: al que lleva ese mismo nombre y a Mike.

El primero perdió no solo a su papá, sino también a sus dos hijos y, según dijo Jorge, “el sufrimiento que tiene es indescriptible”.

Por su parte, Mike sigue recibiendo bastante apoyo puesto que fue quien presenció el accidente, ya que viajaba detrás del auto de su padre.

“Él está en terapias, claro, porque para él ha sido muy difícil asimilar todo esto. Bueno, para todos. Es un sufrimiento que no se lo deseo a nadie, que termina matándonos por dentro, porque no fue que perdimos a alguien, no. Nosotros perdimos a la mitad de nuestra familia en ese accidente”, lamentó.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.