Carlos Arguedas C.. 13 abril
Los magistrados sesionaron este lunes para conocer la solicitud que presentó el director del OIJ, Walter Espinoza. Foto archivo de John Durán.
Los magistrados sesionaron este lunes para conocer la solicitud que presentó el director del OIJ, Walter Espinoza. Foto archivo de John Durán.

La Corte Plena autorizó este lunes al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para que envíe oficiales a la frontera norte a colaborar con las labores que desde hacer varios días está ejecutando Fuerza Pública.

El trabajo será estrictamente de coordinación y colaboración contra quienes violen el ordenamiento jurídico en general, según dispusieron los magistrados de manera unánime.

El acuerdo dispuso de que se trata de “labores de coordinación dentro del marco de competencias y límites legales, de tal forma que no podrá constituirse en policía preventiva, ni estar bajo el mando del Poder Ejecutivo".

Asimismo, se dispuso que la colaboración no significa que se pueda afectar la prestación del servicio público al que está obligado por ley el Organismo y que debe de hacerse una redistribución de recursos para que se garantice el cumplimiento de las responsabilidades.

También se ordenó que una vez finalizado el periodo de coordinación, deberá presentarse un informe a Corte Plena de los recursos humanos y materiales empleados para efectos de control interno.

Gestión

El acuerdo de la Corte se tomó luego de que el Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas, hiciera el planteamiento para que la Policía Judicial participe en las labores que realiza la policía administrativa, dentro de los operativos de contención, control, vigilancia, patrullaje y otras acciones relacionadas con la situación de emergencia debido al covid-19.

Wálter Espinoza Espinoza, director del OIJ, quien se hizo presente en la sesión, explicó que la colaboración será a partir de este momento y hasta el 11 de mayo próximo.

Agregó que se trata de oficiales de investigación que se han ofrecido para colaborar y que irán en grupos. Precisó que se podrían utilizar en diversos momentos hasta un total de 600 policías judiciales, cuya labor será sobre todo para actuar ante eventuales acciones delictivas.

Los agentes que participen deberán llenar una boleta en la cual se comprometen a no cobrar horas extras. Asimismo, ellos deberán llevar sus propios equipos de protección como chaleco, pistolas y otros artículos personales y el OIJ se encargará del traslado en vehículos del Poder Judicial.

Wálter Espinoza será el responsable de dirigir todo el operativo, dispusieron los magistrados.