Eillyn Jiménez B.. 19 julio
Daniel Alberto Mora Monge quien atropelló a 4 ciclistas en Curridabat y los mató quedó con arresto domiciliario y tobillera electrónica. Abandonó el Centro de Monitoreo del Ministerio de Justicia en San José a las 8:09 p.m. Foto Carlos Láscarez
Daniel Alberto Mora Monge quien atropelló a 4 ciclistas en Curridabat y los mató quedó con arresto domiciliario y tobillera electrónica. Abandonó el Centro de Monitoreo del Ministerio de Justicia en San José a las 8:09 p.m. Foto Carlos Láscarez

El conductor que atropelló y mató a la ciclista Lucía del Carmen Mata Durán en el 2017, cuando ella transitaba junto con otros tres ciclistas por Curridabat, quedó libre este viernes.

La decisión, por mayoría, fue tomada por el Tribunal de Juicio del Segundo Circuito Judicial de San José, el cual resolvió que Daniel Alberto Mora Monge cumpla con arresto domiciliario bajo monitoreo electrónico, mientras se revisa su sentencia.

El hombre también deberá firmar cada 15 días, permanecer dentro de Costa Rica, entregar su pasaporte, mantener domicilio fijo y conservar su trabajo actual.

Ese cambio de medidas cautelares rige por seis meses, lo cual implica que Mora solo puede salir de su vivienda, en Curridabat, para dirigirse a su trabajo, ubicado en Tibás; a los tribunales o, en caso de ser necesario, a un centro médico.

A su salida no brindó ningún comentario y se subió en la parte trasera de un pick up Volkswagen Amarok, donde lo esperaban tres personas. Foto Carlos Láscarez
A su salida no brindó ningún comentario y se subió en la parte trasera de un pick up Volkswagen Amarok, donde lo esperaban tres personas. Foto Carlos Láscarez

A favor de la modificación estuvieron los jueces José María Arguedas y Alexánder Salazar, mientras que José Pablo Alvarado consideró que el conductor del Ford Mustang 2015 debía permanecer en prisión.

Desde el 26 de febrero de este año el hombre, de 34 años, estaba recluido en el Centro de Atención Institucional (CAI) San José, en San Sebastián, luego de que se le condenara a siete años de prisión.

Sin embargo; el pasado 10 de julio el Tribunal de Apelación del Segundo Circuito Judicial de San José ordenó revisar la sentencia impuesta, por lo que su abogado, José Pablo Badilla, pidió un cambio de medida cautelar para su cliente.

“Tomamos bien la noticia, ya que consideramos que al no estar la condena en firme no era necesaria la prisión preventiva”, dijo Badilla.

Por su parte, Manuel Campos, abogado de Jenaro Mata Zamora, de 83 años, y Clara Durán Marín (77), padres de Lucía, manifestó a La Nación que respetan la decisión de los jueces, pero no la comparten.

“Consideramos que las circunstancias del imputado no variaron, porque el panorama que hay es que únicamente se va a revisar la pena”, mencionó Campos.

Si en una semana no se ha presentado ningún recurso de casación que eleve el caso a la Sala Tercera, el expediente volverá a juicio para que resuelva si mantiene la sanción impuesta o se rebaja, según lo dispusieron los jueces de apelación Rosaura Chinchilla, Norberto Garay y Gustavo Adolfo Rojas en la resolución 2019-1181.

Salió con tobillera electrónica

Luego de permanecer por casi dos horas en la Unidad de Monitoreo del Ministerio de Justicia, en San José, Mora abandonó el sitio con un pequeño maletín a las 8:09 p.m. y con la tobillera electrónica ya colocada.

A su salida por una pequeña puerta de metal no emitió ningún comentario y se subió en los asientos traseros de un pick up Volkswagen Amarok, donde lo esperaban tres personas, en apariencia allegados.

El hecho

Lucía Mata, de 38 años, murió en el Hospital Calderón Guardia el 21 de marzo del 2017, casi dos meses después de ser atropellada por Mora.

El 29 de enero de ese año, el imputado transitaba en sentido Curridabat– Tres Ríos, cuando embistió a Mora y tres amigos más, con quienes disfrutaba del ciclismo recreativo. Tras el suceso, registrado a las 4:11 a. m., huyó del sitio. Horas después, fue detenido en su casa.

El día de su condena, también se le ordenó al hombre cancelar ¢117 millones a los padres de Lucía.

Las otras víctimas

Otros tres deportistas también murieron en el percance; sin embargo, sus familiares aceptaron conciliar con el responsable, por un monto que no trascendió a solicitud de las partes.

Las víctimas fueron Mario Enrique Retana Pérez (49 años), Lenin Manrique Ortiz Quesada (46) y Pablo Enrique Alcócer Alcócer (54).

Según el acuerdo, la indemnización sería cubierta parcialmente por la póliza del Instituto Nacional de Seguros (INS) y también por el imputado.

De acuerdo con el artículo 35 del Código Procesal Penal, cuando hay conciliación, el Tribunal declarará extinguida la acción penal, pero esa decisión tendrá efectos hasta que el imputado cumpla con sus obligaciones en el plazo fijado.

Si el imputado no cumple, sin una causa justa, el procedimiento penal continuará como si no se hubiese conciliado.

Del archivo:

(Video) Madre de ciclista fallecida pide a los jueces que haga justicia

Información actualizada a las 8:40 p.m. con datos de la salida de Mora.