Les decomisó una escopeta, herramientas para tachas y matas de marihuana

Por: Hugo Solano C. 13 abril, 2015
Los detenidos quedaron con todo lo decomisado a la orden de la Fiscalía. Varias matas de marihuana estaban entre lo que encontró la Policía en Vista Hermosa.
Los detenidos quedaron con todo lo decomisado a la orden de la Fiscalía. Varias matas de marihuana estaban entre lo que encontró la Policía en Vista Hermosa.

La Policía detuvo a siete personas, entre ellas dos menores, a raíz de disturbios anoche en Vista Hermosa de Oreamuno, Cartago, en donde un hombre fue víctima de agresiones y hasta los mismos policías fueron recibidos a pedradas.

Se trata de cinco sujetos identificados como de apellidos Quesada, Angulo, Hernández, Solano y Salazar, este último de nacionalidad nicaragüense y a quien se le decomisaron ¢679.000 en efectivo.

De igual manera, cayeron dos menores de 16 y 17 años.

La Fuerza Pública, con el apoyo de unidades especializadas como la Unidad de Intervención Policial (UIP), enfrentó, persiguió y detuvo a la turba que causó destrozos en varias viviendas y agredió a un ciudadano en ese sector de San Rafael, cantón de Oreamuno, Cartago.

El agredido fue un hombre de apellido Quesada, de 24 años, quien sufrió diversas lesiones. Sus agresores, además, causaron destrozos en un vehículo y varias casas.

Cuando la Fuerza Pública llegó al sitio, los policías fueron recibidos a pedradas lo que obligó a una intervención más enérgica, esta vez con apoyo de oficiales de la unidad de Intervención Policial (UIP).

De acuerdo con informes oficiales, incluso hubo disparos de escopeta y el robo de varios artículos en una de las viviendas, a la cual entraron los agresores para causar destrozos.

Debido a la gravedad de los hechos, la Policía coordinó de inmediato acciones con la Fiscalía y el OIJ para detener a los siete sospechosos en una vivienda en la que se habían refugiado tras la gresca.

Además del dinero, se logró el decomiso de una escopeta calibre 12 con varias municiones.

De igual manera, dentro de un búnker se ubicaron dos máquinas de soldar, una bicicleta, una tronzadera o sierra de metal y varias plantas de marihuana de aproximadamente metro y medio de altura.