Sucesos

Disputa por servidumbre terminó en un homicidio

Dos agricultores se pelearon en finca: uno tenía un cuchillo, y el otro un palo

En un homicidio terminó una riña entre dos jornaleros, quienes ayer en la mañana se disputaban el paso por una finca.

El hecho se produjo a las 6:30 a. m. en la comunidad de Pita Rayada de Hojancha, Guanacaste.

El fallecido fue identificado como Simón Matarrita Matarrita, de 65 años, mientras que el presunto homicida es un hombre de apellido Vásquez, de 43 años.

Luego del homicidio, el sospechoso llamó por teléfono a su familia y posteriormente a la Policía para informarles sobre lo que había ocurrido.

El implicado esperó a los efectivos de la Policía de Proximidad de Hojancha, a quienes entregó la cutacha (una especie de machete largo) con el cual causó las heridas mortales a Matarrita.

Este hecho provocó consternación en la localidad de Pita Rayada, donde hay unas 55 viviendas (48 de las cuales cuentan con el servicio de electricidad).

Pita Rayada se encuentra aproximadamente a 7 kilómetros al este del centro de Hojancha, cantón habitado por casi 7.000 personas, de acuerdo con el último cálculo de la población del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Vieja disputa. Vecinos de Pita Rayada, que pidieron no mencionar sus nombres para evitar conflictos con las familias, dijeron que el lío por el paso de la finca comenzó hace bastantes años, aunque no precisaron la fecha exacta.

Al parecer, todo se inició cuando el padre de Matarrita falleció, por lo cual la finca fue segregada.

El terreno que le correspondió a Simón Matarrita debía utilizar una servidumbre por la propiedad de un hermano.

Precisamente, ese segundo terreno fue cedido luego a la familia de Vásquez.

A partir de ese momento comenzaron las disputas por la servidumbre, lo cual llevó a Matarrita y Vásquez a un enfrentamiento previo, en el cual ambos resultaron heridos.

Ayer en la mañana, nuevamente los hombres se volvieron a encontrar en el potrero, a unos 300 metros de la calle principal.

No había testigos y, de acuerdo con lo que contó Vásquez a algunos conocidos de Pita Rayada, él se defendió.

Vásquez argumentó que Matarrita se le abalanzó con un palo para golpearlo.

Añadió que debió sacar la cutacha para rechazar los golpes de Matarrita.

Fuentes policiales explicaron que el fallecido presentaba una herida en el rostro, y amputado uno de los brazos.