Rebeca Madrigal Q.. 23 mayo
Según la Policía de Control de Drogas (PCD), los supuestos líderes del grupo adquirieron bienes y propiedades. Este miércoles se allanaron fincas y viviendas.
Según la Policía de Control de Drogas (PCD), los supuestos líderes del grupo adquirieron bienes y propiedades. Este miércoles se allanaron fincas y viviendas.

Dos oficiales de la Fuerza Pública y cuatro del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) fueron detenidos como sospechosos de contribuir con una organización de tráfico internacional de drogas, dirigida, supuestamente, por dos exoficiales marítimos.

La mañana de este miércoles la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada (FACDO), junto a la Policía de Control de Drogas (PCD), realizaron 28 operativos en diversos lugares para desarticular dicha organización.

También la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos de América, Ecuador y Colombia participaron en el proceso investigativo.

En esos acciones detuvieron a 24 personas, incluidos los funcionarios del Ministerio de Seguridad Pública que son dos mujeres de la Fuerza Pública apellidadas Corrales Araya y Montenegro Castro y cuatro oficiales de Guardacostas de apellidos Martínez Obando, López Cortés, García Peraza y Mora Quesada.

En apariencia, estas personas advertían a la banda sobre los operativos antidroga.

"La investigación de la PCD estableció que presuntamente la organización reclutaba policías para que estos, valiéndose de su puesto y de las labores policiales que desempeñaban, brindaran información policial confidencial sobre las posiciones y movimientos del Guardacostas para que así evadieran las embarcaciones e ingresaran con éxito los cargamentos de droga a tierra", informó el Ministerio de Seguridad Pública.

De acuerdo con la Fiscalía, ellos iniciaron la investigación a finales de 2015 con informes sobre personas que brindaban servicios a grupos narcos del sur del continente.

Emilia Navas, fiscala general de la República, detalló que este miércoles se realizaron registros y secuestros en casas y fincas, pues según las pesquisas era en esos sitios donde los supuestos líderes guardaban la droga que recogían en alta mar, provenientes de las bandas suramericanas.

Una vez que la entregaban a los propietarios, recibían droga como pago y la comercializaban en la zona sur y Valle Central del país. Se presume que tenían unos cinco años de operar.

"Nosotros iniciamos la investigación en el 2015 y estábamos muy interesados porque vamos a ser implacables cuando en organizaciones criminales estén vinculados funcionarios públicos", advirtió Navas.

En el mismo sentido se pronunció el ministro de Seguridad, Michael Soto, quien advirtió que darán la lucha contra la corrupción, claros en que no se van a librar de ellas.

" Vamos a seguir generando estas investigaciones a lo interno (...) para seguir sacando a estas personas. Sería un mentiroso si les dijera que esto no va suceder en el futuro", expresó.

El ministro aprovechó la ocasión para hacer un llamado a todos los oficiales de los diversos cuerpos policiales que, en su mayoría, dijo, son personas honestas, para que si conocen alguna situación anómala lo denuncien.

Este miércoles, las autoridades detuvieron a 24 sospechosos entre supuestos líderes y colaboradores de una banda narco en la zona sur.
Este miércoles, las autoridades detuvieron a 24 sospechosos entre supuestos líderes y colaboradores de una banda narco en la zona sur.
Modo de operar

De acuerdo con la PCD, los sospechosos usaban embarcaciones pesqueras o lanchas rápidas de bandera costarricense para recoger la mercancía mar adentro y luego llevaban los cargamentos a puntos establecidos en la zona sur como Rincón de Osa y Puerto Jiménez.

Los responsables de coordinar esas acciones delictivas serían los exoficiales de apellidos Campos Loría y Carvajal Duarte, quienes supuestamente mantenían contacto con integrantes de los carteles de Colombia y Ecuador.

"A la vez que figuraban ser los encargados de contratar los envíos de droga desde esos países y recogerlos en altamar", añadió la PCD.

Al parecer, estos individuos se dedicaron a adquirir gran cantidad de propiedades que luego traspasaban a terceros, lo que podría constituir el delito de lavado de dinero.

Este mismo miércoles se realizaría la audiencia para solicitar las medidas cautelares contra los sospechosos, La diligencia estará a cargo del Juzgado Penal de Golfito.