Hugo Solano C., Eillyn Jiménez B.. 13 noviembre, 2020
Iota avanza como tormenta tropical por el mar Caribe. Foto: Centro Nacional de Huracanes
Iota avanza como tormenta tropical por el mar Caribe. Foto: Centro Nacional de Huracanes

La tormenta tropical Iota, que se desplaza lentamente por el mar Caribe y avanza hacia Centroamérica, no generará “condiciones extremas lluviosas” en Costa Rica.

Esa es la previsión del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), el cual detalló que habrá precipitaciones en las tardes y noches del fin de semana, pero similares a las típicas de la estación lluviosa.

Daniel Poleo, meteorólogo del IMN, afirmó que mantienen un monitoreo de este disturbio atmosférico, que de momento se dirige hacia el norte de Nicaragua y el sur de Honduras, misma zona en la impactó Eta días atrás.

Agregó que en las próximas horas Iota se fortalecerá y se convertirá en huracán.

"Con el fortalecimiento de este fenómeno, la zona de convergencia intertropical se acerca al país y se espera que fortalezca las precipitaciones durante tarde y noche del sábado y domingo.

“No estamos previendo condiciones extremas lluviosas en comparacion con huracán Eta, ya que no tendremos ruptura del ciclo diurno, por lo que las precipitaciones en mayor parte país serán en la tarde, especialmente en el Pacífico central y sur y, más aisladas, en el Valle Central y Guanacaste”, explicó Poleo.

El Centro Nacional de Huracanes detalló que el ciclón presenta vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora y que agrupa nubosidad y lluvias con bandas de nubes que poco a poco se van fortaleciendo.

Cuando la intensidad de los vientos superen los 117 kilómetros por hora, Iota será un huracán categoría 1, según la escala Saffir– Simpson.

CNE pide mantenerse alerta

Por su parte, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) recordó que se mantienen las alertas naranja en los ocho cantones más afectados por la influencia indirecta del huracán Eta.

Se trata de Nandayure, Hojancha y Nicoya, en Guanacaste; así como de Quepos, Parrita, Coto Brus, Golfito y Corredores, en la provincia de Puntarenas.

Dicha entidad informó el jueves de que están aprovechando al máximo los periodos sin lluvia para dragar ríos, remover escombros, allanar zonas de deslizamientos y rehabilitar las calles y caminos.

Alexánder Solís, presidente de la Comisión, manifestó que mantendrán un monitoreo permanente, junto con el IMN, del comportamiento de Iota.

Destacó que aún hay 173 personas en 12 albergues e hizo un llamado a no bajar la guardia.

“Mantenemos las alertas vigentes y el monitoreo permanente. Pedimos mantener las medidas de seguridad y, ante cualquier cambio, recomendamos recurrir a los sistemas de emergecias”, aseveró Solís.

(Video) IMN prevé poca afectación por Iota, pero CNE pide precaución

Debido a la saturación de los suelos, los cauces de ríos crecidos, así como los taludes inestables, la CNE mantiene a su personal técnico y operativo en los sitios con mayor vulnerabilidad a deslizamientos e inundaciones.

Lidier Esquivel, jefe de Investigación y Análisis de Riesgo de la CNE, recalcó que “cualquier precipitación constante que se presente puede ser suficiente para causarnos problemas de inundación y deslizamientos, principalmente en los sitios que fueron impactados por Eta.

"Siendo así que debemos estar atentos como población, como entes técnico– científicos, y como instituciones de primera respuesta, ante cualquier evento que se pueda presentar.”

Por los próximos días se mantendrán monitoreos extraordinarios cada tres horas.

La CNE recomienda a la población mantener vigilancia en las zonas con mayor vulnerabilidad a deslizamientos e inundaciones y, de ser necesario, dirigirse hacia los albergues temporales o casa de familiares o amigos.

Información actualizada a las 6:31 p. m. con más datos del IMN y la CNE.