Hugo Solano C.. 1 junio, 2018
El nuevo radar del Instituto Metereológico Nacional (IMN) mide un metro y pesa 400 kilos. Foto: Rafael Pacheco
El nuevo radar del Instituto Metereológico Nacional (IMN) mide un metro y pesa 400 kilos. Foto: Rafael Pacheco

El nuevo radar del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) detectará en tiempo real las amenazas por fuertes lluvias en un diámetro de 120 kilómetros.

Sus instrumentos también alertarán sobre la presencia y dirección de la ceniza volcánica, así como de zonas con lluvia de granizos.

Así lo informó este viernes el jefe de pronósticos del IMN, Werner Stolz, quien indicó que se trata de una herramienta de gran precisión que va a cubrir todo el Valle Central, así como buena parte de la zona norte y Los Santos.

En caso de presentarse alguna erupción volcánica, el radar captará esas partículas y avisará sobre la magnitud y dirección, lo que será de gran ayuda para la aviación, así como para prevenir a las poblaciones que podrían verse afectadas.

Como los granizos son partículas más grandes que la ceniza, se detectan con más facilidad y se pueden prevenir daños por fuertes ráfagas de viento, que generalmente acompañan la caída de estos trozos de hielo.

El radar además va a detectar la formación de nubes llamadas cumulonimbus o cumulonimbos, que son de mucho cuidado porque generan ráfagas de viento que forman torbellinos, granizadas, actividad eléctrica y los más intentos aguaceros.

Los cumulonimbos son verticales y tienen un alto contenido de agua por lo que sus bases oscuras y cercanas a la superficie pueden generar los tornados.

El radar permitirá reaccionar más rápido y con más tiempo ante eventos extremos, lo cual puede salvar vidas.

(Video) Nuevo radar velará por ciudadanía ante lluvias fuertes

Este viernes 1.° de junio comenzó oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico y el Caribe, por lo que el nuevo equipo llega en buen momento, ya que se esperan al menos 10 ciclones, de los que tres podrían alcanzar la categoría de huracán. No existe forma de predecir si alguno de ellos va a tener efecto directo o indirecto en nuestro país.

Lo que sí se podrá, en adelante, es informar a la población bajo la cobertura del radar que en un punto específico, dentro de un periodo menor a dos horas, va a suceder un evento importante desde el punto de vista meteorológico, dijo Stolz.

El radar tiene un costo de $600.000 que incluye el aparato, la instalación, la calibración y el mantenimiento por dos años, luego de ese tiempo el IMN asume los cuidados del equipo.

Fue comprado a la compañía EEC de Estados Unidos, gracias al aporte de una partida girada por la Comisión Nacional de Emergencias.

Aunque el instrumento ya brinda imágenes a los equipos de cómputo, se espera que quede calibrado este mes y entre operativamente en funciones a partir de julio.

El director del IMN, Juan Carlos Fallas, dijo que buscarán otro equipo similar para colocarlo en el Caribe y así cubrir la mayor parte del territorio nacional.

Este viernes a las 10:15 a. m. el radar solo detectaba unos pocos bancos de nubes sobre nuestro país. Foto: Hugo Solano
Este viernes a las 10:15 a. m. el radar solo detectaba unos pocos bancos de nubes sobre nuestro país. Foto: Hugo Solano